Digital Marketing

Tres ejemplos de la inteligencia artificial aplicada a la salud

Google ofrece 22 millones de euros a emprendedores capaces de aplicar la inteligencia artificial a la salud

'Google Al Impact Challenge' anima a emprendedores a dar soluciones a problemas de salud usando la inteligencia artificial.

inteligencia artificialGoogle, en una muestra de su compromiso con la sociedad y su interés por la inteligencia artificial, ha lanzado "Google Al Impact Challenge", una iniciativa con la que emprendedores y organizaciones sin animo de lucro podrán recibir una financiación de un fondo de 22 millones de euros.

Hasta el 22 de enero, todo aquel que tenga una idea relacionada con la inteligencia artificial podrá optar a desarrollar un proyecto que encuentre soluciones en salud y otros aspectos sociales. Además, la campaña ofrece recursos educativos gratuitos y talleres de inteligencia artificial en siete países para ONG.

Desde Google, motivan a emprendedores para que aprovechen estos fondos económicos y así puedan desarrollar iniciativas centradas en la inteligencia artificial, ya que "lamentablemente, emprendedores y organizaciones dedicadas al cuidado de la salud todavía desconocen las posibilidades de esta tecnología para dar respuesta al algunos de los problemas que se enfrentan en su día a día". Además, también con el fin de animar, se han elegido tres ejemplos de lo que la inteligencia artificial puede hacer con tan solo una aplicación móvil.

Una de estas increíbles aplicaciones es la del joven investigador nigeriano Charles Onu, de la Universidad de McGill (Canadá), que desarrolló una app con la que se puede escuchar la respiración de un bebé y detectar asfixia con un 90% de precisión. Y es que, según la Organización Mundial de la Salud (OMS), el 38% de las muertes de recién nacidos está provocada por una asfixia al nacer, ya que en ciertas zonas que no disponen de sistemas de monitorización avanzados, las personas que cuidan a los neonatos no descubren este problema a tiempo.

Por otro lado, está la aplicación de Abu Qader, un adolescente de Chicago con orígenes afganos. Esta es capaz de lee mamografías gracias a un sistema de IA, ayudando a los radiólogos a diagnosticar a sus pacientes más rápido. Qader ha creado GliaLab, una compañía de tecnología de la salud que desarrolla soluciones innovadoras de inteligencia artificial basadas en datos que mejoran el diagnóstico y tratamiento de los pacientes, además de reducir costes y ayudar a los médicos a manejar, recopilar y almacenar datos sin errores. Gracias a esta tecnología, ya se han diagnosticado y tratado a más de 15.000 pacientes de cáncer de mama.

En último lugar está el estudiante de posgrado Andre Esteva, que se centró en el cáncer de piel y creó una app utilizando un modelo de Google para ayudar a médicos y pacientes a detectar la enfermedad.

Te recomendamos

FOA 2020

DMEXCO

Hootsuite

Outbrain

Xandr

Compartir