Digital

Google apuesta por la ética en la inteligencia artificial

Google publicará un marco ético para el desarrollo de la inteligencia artificial

Google ha decidido publicar un framework dedicado profundizar e intentar solucionar todos los problemas éticos existentes en torno a la inteligencia artificial, justo después de no renovar su contrato con el Pentágono.

inteligencia artificialLa inteligencia artificial se ha posicionado como la tecnología favorita en muchas compañías, pero su desarrollo no está exento de problemas, incluidas cuestiones éticas. Por ello, Google está buscando soluciones, de la mano de una guía ética que se convertirá en el nuevo marco de actuación para sus avances en este campo.

Una decisión que viene precedida de la decisión de Google de retirarse abruptamente de un contrato con el Departamento de Defensa de Estados Unidos, un contrato de 18 meses que la compañía tecnológica no renovará, finalizando en marzo de 2019. El proyecto se basaba en el desarrollo de herramientas de defensa basadas en deep learning e inteligencia artificial.

Tanto Google como su compañía matriz, Alphabet, han recibido varias críticas por no haber sido totalmente transparentes en su desarrollo de la IA. Las críticas apuntaban a su coche sin conductor, Waymo, y todos los secretos sobre cómo actúa la inteligencia artificial cuando hay vidas en juego, según TheDrum.com.

El camino de Google por aumentar la ética en torno a la IA empezó hace años, cuando adquirieron a los especialistas DeepMind. Por primera vez, se dieron cuenta de la importancia de construir reglas éticas y, desde entonces, el progreso ha sido lento.

Este nuevo movimiento para establecer un framework podría indicar el compromiso definitivo del gigante de las búsquedas para profundizar en los problemas de la inteligencia artificial, de la mano de académicos, expertos en tecnología y organizaciones sin ánimo de lucro, que ayudarán a la compañía a desarrollar su futura guía de actuación.

Eric Schmidt, ex chief de Google, ha evangelizado durante mucho tiempo la IA, como una herramienta que ayudaría a la humanidad a alcanzar nuevas metas de formas más inteligentes. Esta opinión contrasta con las preocupaciones de Elon Musk, presidente de Tesla, que comparó estos desarrollos con “invocar al demonio”.

Te recomendamos

JCDecaux

Mundial

Katapult

Cannes

Compartir