Digital

Google saca toda la artillería para combatir la publicidad inapropiada en YouTube

Google saca toda la artillería para combatir la publicidad inapropiada en YouTubeEl Gobierno de Reino Unido y varias marcas británicas han puesto contra las cuerdas a Google y YouTube. El motivo reside la aparición de sus anuncios en la mayor plataforma de vídeo del mundo junto a contenidos políticos o relacionados con extremismos religiosos.

Una situación que ha afectado a entidades bancarias como RBS y HSBC, así como a marcas comerciales como Marks & Spencer (M&S). Incluso Havas Group UK ha retirado la publicidad de sus clientes británicos de estas plataformas. Google no ha tenido más remedio que ceder ante las crecientes quejas y ha puesto a trabajar toda su maquinaria para solventar la polémica.

“Sabemos que los anunciantes no quieren que sus anuncios se asocien con contenidos que no respetan sus valores”, explica Philipp Schindler, director comercial de Google a través de un comunicado.

El gigante de internet asegura a través de este que está adoptando una “postura más dura”. Razón por la que ha iniciado una revisión exhaustiva de sus herramientas publicitarias focalizándose en tres áreas específicas: políticas publicitarias, su aplicación y la publicación de nuevos controles para los anunciantes.

“Recientemente hemos vivido una serie de casos en los que algunos anuncios de marcas han aparecido junto a contenidos que no se alinean con sus valores. Por ello pedimos disculpas”, se excusaba en un comunicado Matt Brittin, presidente para Europa, Oriente Medio y África de Google.

“Sabemos que esto es algo inaceptable para los anunciantes y agencias que han depositado su confianza en nosotros. Es por esto que estamos realizando una profunda revisión de nuestras políticas y herramientas de publicidad para introducir cambios que den a las marcas mayor control sobre dónde aparecen sus anuncios”, se recoge en el comunicado de Google.

Retomamos las tres áreas sobre las que Google y YouTube están trabajando. En primer lugar, el gigante de las búsquedas se ha comprometido a eliminar todos los anuncios de forma efectiva que ataquen a las personas por razones de religión, raza o género.

Se van a introducir a lo largo de los próximos meses nuevas herramientas para que los anunciantes puedan administrar de forma más concisa dónde aparecen sus anuncios. Una fórmula con la que las marcas podrán excluir los contenidos que consideren de mayor riesgo.

Google explica además que ofrecerá a los anunciantes informes sobre métricas más completos. El objetivo de esta medida no es otro que mejorar su transparencia además de aumentar los recursos para poder acelerar las revisiones posteriores de los anuncios.

La tecnología se erige como el principal culpable de esta situación. Y es que todo no puede quedar en manos de los algoritmos. Por este motivo Google también ha anunciado la contratación de más personal para poder trabajar en la identificación de los contenidos que deben ser retirados, así como para el desarrollo de nuevas herramientas.

“Creemos que la combinación de estas nuevas políticas y controles fortalecerá significativamente nuestra capacidad para ayudar a los anunciantes a llegar a su público, respetando sus valores”, ha declarado Schindler.

“Vamos a trabajar con rapidez para poner en marcha lo antes posible estos nuevos recursos y herramientas. Pero también tenemos la intención de actuar con cautela, preservando el valor que actualmente proporcionamos a los anunciantes, editores y creadores. Al final, Google no cuenta con nada más valioso que la confianza que hemos construido con nuestros usuarios, anunciantes, creadores y editores”.

Te recomendamos

México

School

Podcast

Podcast

Compartir