Digital

Google Shop, ¿un "Gran Hermano" disfrazado de parque de atracciones?

GoogleA simple vista Google Shop, la primera tienda física del gigante de internet, parece más una zona de juegos para niños que otra cosa. El establecimiento, ubicado dentro de los almacenes Currys PC World de Londres, está lleno de mullidos y cómodos sillones para sentarse y de pantallas curvadas para jugar a “chillones” videojuegos.

Uno de los principales atractivos de la Google Shop, que abrió el pasado jueves sus puertas en la capital británica, es la denominada “Doodle Wall”, una pared donde los clientes tienen la posibilidad de utilizar “aerosoles digitales” para pintar su propio logotipo de Google y compartirlo después en las redes sociales.

“¿Quiere un café?”, pregunta un empleado de la Google Shop a un cliente mientras señala a una bicicleta verde situada detrás de él. En la cesta de esta bicicleta se esconde una máquina café siempre a punto para satisfacer las necesidades de cafeína de los clientes de la tienda.

Google1

El surtido de “gadgets” de la nueva Google Shop es relativamente pequeño. Hay unos cuantos portátiles, tablets y smartphones con sistema operativo Android. ¿El principal punto fuerte de esta tienda? Que está equipada con numerosas cámaras térmicas que se encargan de seguir en todo momento los movimientos del cliente.

Google no es la primera empresa de internet que le hinca el diente al universo offline. Sin ir más lejos, Amazon abrió el pasado mes de febrero su primera tienda física en la Universidad de Purdue en West Lafayette (Indiana). Y antes que Amazon y Google, otro gigante online, eBay, había experimentado con las tiendas pop-up de carácter temporal.

Según los expertos, la apertura de tiendas físicas es un movimiento sumamente inteligente por parte de las empresas online porque de esta forma pueden pulsar la percepción del cliente y entablar con él nuevas formas de interacción.

“Google ha comprendido que el trato con el cliente en un punto de venta tradicional tiene muchísimo valor”, explica Ben Keen, analista jefe de medios de consumo del servicio de información IHS. Con su recién estrenada tienda física en Londres, Google ganará inestimables “insights” sobre el comportamiento del consumidor, recalca Keen.

Google2

También los expertos del instituto de investigación de mercados Euromonitor International ve en la nueva tienda física de Google una importante ventaja competitiva para la compañía de Mountain View. “Con su propia tienda Google podrá controlar el contacto del cliente con su marca, sobre todo antes de la compra y durante la compra”, indica Loo Wee Teck, director de la división de electrónica de consumo Euromonitor International.

Con su irrupción en el universo de las tiendas físicas, Google prevé revolucionar por completo la experiencia de compra. “Creemos que es una oportunidad única de probar productos antes de comprarlos”, señala James Elias, director de Marketing de Google en Reino Unido. “Ofrecemos a nuestros clientes un lugar en el que pueden conocer de primera mano la vida conectada sin fisuras que Google pone a su disposición”, añade Elias.

Como ya hiciera eBay en su momento, Google ya había experimentado con anterioridad con los puntos de venta físicos de carácter temporal. En 2013 el gigante de internet levantó el telón en plena temporada navideña de los denominados “Winter Wonderlabs”, en los que los clientes podían probar y comprar sus productos.

Amazon, por su parte, utiliza fundamentalmente su tienda en el campus de la Universidad de Purdue como centro para la entrega y suministro de libros previamente solicitados por sus clientes.
Aun así, parece que a Amazon esta tienda le sabe a poco y, según The Guardian, podría abrir en breve otro punto de venta físico frente al mítico Empire State Building de Nueva York.

Google3

Te recomendamos

México

2boca2

podcast

A3media

Compartir