Digital

Google sigue la estela de Facebook y Twitter y utiliza las direcciones de email para segmentar publicidad

google publicidad anuncios comercio electrónico e-commerce ecommerceSi alguna vez ha buscado un producto un Google, habrá visto anuncios de un puñado de empresas que buscan convertirle en su cliente. Pero pronto es probable que vea más anuncios de compañías que ya le tienen como cliente, y no solo cuando esté buscando en Google.

Siguiendo a Facebook, Google está comenzando a permitir a los anunciantes cargar las listas de las direcciones de email de sus clientes con el fin de segmentar anuncios a aquellas personas que busquen en Google, vean vídeos en YouTube o consulten su email en Gmail. Al final las marcas podrán dirigirse a las personas que Google identifica como que tienen características similares a la gente de sus listas de email.

Para lograr este ajuste, Google estará haciendo referencias cruzadas de las listas de email de las marcas vinculadas a las cuentas de los usuarios de Google, la mayoría de las cuales son direcciones de Gmail aunque la gente pueda utilizar otros proveedores de correo  para inscribirse en una cuenta de Google. La compañía utilizará un proceso llamado “hashing” para disfrazar las cuentas de email de ambas partes y evitar que cualquier información personal sea identificable.

La opción de segmentación Customer Match de Google es similar a la de Custom Audiences de Facebook y Tailored Audiences de Twitter, pero más básica que las versiones de las redes sociales. Los tres productos permiten a las marcas dirigirse a las personas en función de sus direcciones de correo electrónico.

Por mucho que los anunciantes puedan apreciar este tipo de orientación de anuncios, puede que la gente no lo haga, por lo que Google está introduciendo algunas opciones para asegurarse de que las marcas no sobrepasen sus límites.

Por un lado, Google sólo permitirá que las marcas se dirijan a las direcciones de correo electrónico que la gente le haya facilitado directamente a una marca. Eso significa que las marcas no podrán comprar una lista de direcciones de correo electrónico de algún proveedor externo y luego subirlo a Google. La compañía ha desarrollado una forma de verificar este proceso, aunque el vicepresidente de publicidad de búsqueda de Google, Jerry Dischler, ha declinado proporcionar más detalles de cómo funciona esta tecnología porque cree que podría utilizarse para intentar hackear el firewall.

Aunque Google utiliza la información que la gente voluntariamente entrega a una marca, parece que es consciente de que puede que haya personas a las que no les guste que las marcas utilicen esa información para orientarles anuncios. Si a alguien no le gusta uno de los anuncios que ve, podrá hacer clic en una caja en el anuncio que explique por qué se le está mostrando ese anuncio. Además, contará con la opción de ajustar su configuración de publicidad y de desactivar la publicidad dirigida -una opción que Google ya ofrece -, así como un enlace a la configuración de correo electrónico de los anunciantes para optar por no recibir correos electrónicos de ese anunciante.

Además de la opción de segmentación Customer Macth, Google está lanzando oficialmente un producto universal para campañas de aplicaciones, lo que hace que para las empresas sea más fácil promocionar sus aplicaciones móviles a través de las propiedades de Google. Para crear estos anuncios, Google toma las imágenes, vídeos y descripciones adjuntas a una aplicación de Android en su tienda Play Store y las conecta a las plantillas de anuncios que pueden aparecer en las páginas de resultados, en la tienda de aplicaciones, en YouTube y a través de la red de Google de sitios de terceros.

Te recomendamos

México

2boca2

podcast

A3media

Compartir