Digital

Google tira la casa por la ventana loco por la personalización y sus nuevos smartphones

huchaPuede que Google sea nuevo en el competitivo mundo de los smartphones pero no está dispuesto a dejarse amedrentar (al menos, hasta donde su bolsillo se lo permita). Recientemente el gigante de las búsquedas lanzaba sus nuevos teléfonos Píxel con los que quiere poner contra las cuerdas a Apple y Samsung.

Y los números lo dejan bastante claro. En sólo dos días la compañía ha realizado una inversión en marketing de 3,2 millones de dólares en anuncios de televisión. Nadie duda ya de que Google aún gastará cientos de millones de dólares para conseguir el mejor de los posicionamientos.

“Esta es la primera vez que están en posición de venderse a sí mismos a la gente en lugar de hacerlo a las marcas“, ha destacado, tal y como recogen desde silicon.es, Rachel Pasqua de la agencia de publicidad MEC Global.

Lo cierto es que desde Alphabet, empresa matriz de Google se han negado a dar la cifra exacta que pretenden gastar para dar a conocer sus nuevos smartphones. La única referencia con la que contamos son las declaraciones realizadas por el vicepresidente de gestión de productos de Google, Mario Queiroz: “va a ser una campaña de marketing muy significativa”.

Movimientos a los que hay que sumar la inversión que hará en su propia televisión, redes sociales y marketing digital Verizon, operador de telefonía móvil que cuenta con los derechos exclusivos de venta en Estados Unidos.

Pero Google tiene además otra misión. El gigante tecnológico no da puntada sin hilo y también ha puesto el foco en la mejora de Google Assistant que quiere que sea mucho más que un robot. Y todo a través de la personalización.

La compañía no quiere quedarse por detrás de rivales como Amazon Eco y los avances en materia de inteligencia artificial. Razón por la que quiere que los usuarios puedan establecer una conexión emocional con su asistente.

Tal es su apuesta que ha decidido contar con escritores procedentes de Pixar y The Onion con la vista puesta en dotar a su asistente de un valor diferencial del resto que podemos encontrar en el mercado.

Se trata de una puesta similar a Alexa, el sistema que da vida a Amazon Eco. Cuenta con un software de reconocimiento de voz y lenguaje que aprende, volviéndose más inteligente con el paso del tiempo.

Al igual que sucede con Siri o Alexa, el asistente puede ser amable o descarado lo que ayuda a su identificación y asociación con el carácter humano. Por supuesto, no faltará en sus nuevos smartphones.

Te recomendamos

A3

ADN

Navidad

Recopilatorio

Enamorando

Compartir