Digital

Google, el único Mesías capaz de salvar la publicidad de los malvados ad blockers

mesiasA pesar de ser una de las mayores compañías de publicidad del mundo online, Google ha asegurado estar sopesando varias opciones para establecer unas políticas de publicidad aceptable en medio de un ajetreado y crispado ambiente en torno al uso de los ad blockers.

Junto con Facebook, el buscador controla el 64% del mercado publicitario digital y este poder lo sitúa en una posición privilegiada para establecer estándares en cuanto a los formatos publicitarios en la industria.

Y es que, la intrusividad y la lenta descarga de la publicidad son las principales causas que explican el cada vez mayor uso de los ad blockers pro parte de los usuarios.

Un problema que Google ha tratado de mantener alejado de sus clientes invirtiendo enormes cantidades de dinero para preservar los contenidos de sus anunciantes lejos de las garras de los bloqueadores.

De esta manera, aunque han sido muchas las iniciativas de medios, asociaciones y anunciantes, es Google la mejor posicionada para asegurar que la publicidad de sus plataformas no interrumpa la experiencia de los usuarios y los disuada del uso de ad blockers.

Y parece que ya trabaja para conseguirlo aunque no sin escollos en el camino. Por un lado, los medios no creen que Google sea el más indicado para decidir qué anuncios son aceptables y cuáles no y reclaman un trabajo conjunto con la compañía para dar con una solución.

Los planes de Google se enfocan así a establecer un criterio común en la industria de la publicidad que mejore la situación y aminore las consecuencias de los bloqueadores para medios y anunciantes.

Por el momento ya ha puesto en marcha su sistema de aceleración de descarga de las páginas (AMP), solucionando uno de los principales quebraderos de cabeza de los usuarios.

Ahora, le queda un largo camino por delante para conseguir un consenso en la industria y es que ya se sabe, nunca llueve a gusto de todos.

Te recomendamos

México

2boca2

podcast

A3media

Compartir