Digital

Gowex busca oficialmente una segunda oportunidad: solicita un concurso de acreedores por insolvencia

gowexA principios de julio del año pasado salía a la luz el escándalo que azotaba a Gowex, una firma española que hasta entonces parecía de las más prometedoras tras ganar el máximo galardón de los Premios Nacionales de Marketing organizados por la Asociación de Marketing (que posteriormente le retiró): Jenaro García, fundador y presidente de la empresa que instalaba Wi-Fi gratuito en zonas públicas, reconocía haber falseado las cuentas de la compañía que lideraba.

El escándalo afectó al Mercado Alternativo Bursátil (MAB), la bolsa en la que cotizan las pymes, y tiró por tierra la imagen perfecta de Jenaro García, que hasta entonces era visto como un modelo de emprendedor a seguir, con un negocio exitoso que no hacía más que crecer y que entonces tenía un valor bursátil de 1.400 millones de euros. Pero solo sobre el papel, ya que tras la publicación del informe de Gotham City Research, el expresidente reconocía que llevaba manipulando las cuentas en la empresa desde 2004.

Sin embargo, Gowex intentó emprender un nuevo camino y alejarse de la catástrofe que casi acaba con ella y que propició la imputación de su expresidente y de otras nueve personas vinculadas a la empresa imputados por falseamiento de cuentas y por otros delitos relacionados con el la manipulación. Pero parece que sus intentos por sobrevivir han sido en vano: la firma se acaba de declarar insolvente oficialmente.

A pesar de que la compañía había intentado llevar a cabo un lavado de cara -que incluía el cambio de su nombre- y un plan de viabilidad, Gowex acaba de comunicar que, ante la imposibilidad de llegar a un acuerdo con accionistas y acreedores, han solicitado el concurso de acreedores en el Juzgado de lo Mercantil de Madrid, recoge El País.

Los embargos de Hacienda, la imposibilidad de negociar con la banca y que el que fuera presidente de la firma se niegue a ceder sus acciones "a inversores que tuvieran la voluntad de seguir con el negocio", han impedido llegar a un acuerdo con accionistas y acreedores. "La compañía se encuentra en una situación de insolvencia y no puede cumplir regularmente las obligaciones que le son exigibles. Por tanto, se ha considerado que la mejor opción para la continuidad de la compañía y su grupo es la solicitud del concurso de acreedores", admiten fuentes de la firma en declaraciones a El País.

Esta no es la primera vez que Gowex solicita un concurso de acreedores, ya que Jenaro García la anunció el año pasado tras el escándalo, pero el juzgado mercantil número 11 de Madrid rechazó la petición.

Desde que el escándalo saltó, fuentes de la compañía señalan que han intentado “recuperar la normalidad” a través de “un plan de viabilidad, consistente en la adaptación y modificación del modelo de negocio antiguo a uno realmente rentable, que permitiera la subsistencia de la empresa y su retorno a cotización”, e incluso han logrado conseguir nuevos clientes y recuperar algunos antiguos, al mismo tiempo que han ido “reconstruyendo la contabilidad real”. La plantilla también ha sufrido una reestructuración al pasar de más de 150 personas empleadas a las 64 de la actualidad, y confirman que hasta la fecha tienen al día todos los pagos de nóminas, Seguridad Social e IRPF.

Pero parece que todos estos esfuerzos no han sido suficientes y que habrá que esperar para saber qué ocurre definitivamente con Gowex, si consigue su ansiada segunda oportunidad o si por el contrario está condenada al fracaso.

Te recomendamos

Eficacia

Atresmedia

ADN by DAN

icemd

Compartir