líderes en noticias de marketing, publicidad y marcas

Groupon y la revolución de los viejos cupones descuento

La mayoría de los cupones de descuento todavía se siguen repartiendo en formatos impresos con periódicos o catálogos. Pero el uso de los cupones digitales es una tendencia que no deja de crecer y, en 2011, casi la mitad de los consumidores online en Estados Unidos canjeará algún tipo de cupón electrónico. Un crecimiento en el que la adopción de los smartphones también tendrá mucho que decir en el futuro.

Existen muchos factores que han propiciado el crecimiento de los cupones digitales. Como afirma Jeffrey Grau, analista de eMarketer, “la recesión, el uso cada vez mayor de internet como canal de compra y búsqueda y, por supuesto, la inmensa popularidad de páginas de ofertas diarias como Groupon o LivingSocial han creado una nueva forma de caza de ofertas online”.

En 2011, 88,2 millones de estadounidenses canjearán algún cupón o código online para utilizarlo online u offline. Esto supone un 47% del total de la población online en el país, según los datos de eMarketer. La mayoría de estos cupones canjeados provendrán de páginas de ofertas diarias, en las que se paga por adelantado para recibir un servicio con un descuento considerable.

Otro estudio, realizado por Morpace, descubrió que el 32,5% de los usuarios de internet descargó alguna vez un cupón de descuento en Groupon. Una página en la que el usuario típico es un joven entre 18 y 34 años, aunque con altos ingresos, además de mujeres casadas, que son las usuarias más habituales también en el uso de cupones tradicionales. Aunque un estudio de Experian Hitwise indica que el público de Groupon podría estar transformándose, ya que durante el mes de enero la mayor concentración de usuarios de Groupon estaba en el grupo mayor de 55 años.

Hasta ahora, páginas como Groupon y LivingSocial parecen haberse decantado por las pequeñas empresas locales, pero las grandes marcas parece que empiezan a sentirse atraídas por el potencial de estas iniciativas y ya han lanzado sus propias ofertas. Pero, como recuerda Grau, “antes de tomar este camino, las marcas tienen que entender que las páginas de ofertas diarias y los sitios habituales de cupones online atraen a distintos segmentos demográficos y satisfacen distintas necesidades de consumidores. Además, los dos tipos de páginas tienen modelos de negocio completamente diferentes, afectando a la estructuración de las ofertas”.

 

Afectada por la resintonización de la TDT, Intereconomía "hace campaña" para recaudar fondosAnteriorSigueinteMás de 200.000 personas llevan SincroGuíaTV en su teléfono

Noticias recomendadas