Digital

Ha nacido una superestrella bursátil: la furiosa salida a bolsa de Alibaba se convierte en la mayor de la historia

AlibabaSe ha convertido en toda una “superestrella”, pero Jack Ma, el fundador de Alibaba, que protagonizó el pasado viernes la mayor salida a bolsa de la historia, sigue enarbolando con orgullo la bandera la modestia.

El viernes, el gran día de este ex profesor de inglés, Ma se mantuvo en un discreto segundo plano y dejó que fueran ocho de sus clientes los que tocaran las campanas que marcaron el inicio del furioso e histórico debut bursátil de su compañía en la bolsa de Nueva York (NYSE).

El cliente es el número uno, el empleado el número dos y el accionista el número tres”, explicaba la máxima cabeza visible de Alibaba. No obstante, este sonoro y bienintencionado lema se cumplió más bien poco el pasado viernes, día en el que el accionista se convirtió en el indiscutible número uno en el gigante chino del e-commerce.

La salida a bolsa de Alibaba no es sólo la mayor en la historia de Wall Street y la mayor en la historia del ramo tecnológico. Es la mayor de la historia a secas. Ya el precio de salida de sus acciones fue superlativo. Con un valor por título de 68 dólares, Alibaba se plantó el pasado viernes en Wall Street con un valor de mercado de 168.000 millones de dólares. Todo apuntaba a que Alibaba se iba a hacer literalmente de oro en su estreno en la bolsa de Nueva York, pero los pronósticos se quedaron enseguida cortos de miras cuando los bancos implicados en la operación decidieron finalmente dar salida a un 15% más de acciones que llenaron las arcas de la empresa china con la friolera de 25.000 millones de dólares, dejando “enanos” los estrenos bursátiles de Google, Facebook y Twitter.

En algunos momentos a lo largo del pasado viernes las acciones de Alibaba llegaron a trepar un 38% por encima de su valor inicial. Y a Jack Ma era, por lo tanto, literalmente imposible borrarle la sonrisa de la cara. “Quiero decir felices a los accionistas”, decía risueño. “Quiero asegurarme de que ganen dinero”, añadía con una beatífica sonrisa en el rostro.

Su impetuosa salida a bolsa ha convertido a Alibaba en toda una “superestrella”, pero ¿tocará techo algún día este gigante de misterioso modelo de negocio? “Tenemos un sueño. Esperamos poder ayudar a cambiar el mundo”, dice Ma.

No sabemos si Alibaba conseguirá o no cambiar el mundo. Lo que sí está meridianamente claro es que el mundo ha cambiado y mucho para Jack Ma. “Hace 14 años le pregunté a mi mujer: ¿quieres que tu marido sea un hombre rico o un respetado hombre de negocios. Ella me respondió: naturalmente quiero que seas un respetado hombre de negocios. Por aquel entonces mi esposa nunca pensó que algún día podría llegar a ser un hombre rico”, recuerda Ma.

Te recomendamos

México

2boca2

podcast

A3media

Compartir