Digital

El "hacker" de Telefónica, Chema Alonso, desvela las claves de la "cuarta plataforma"

El "hacker" de Telefónica, Chema Alonso, desvela las claves de la "cuarta plataforma"Hace dos años que Telefónica fichó a uno de los “hackers” más famosos para su equipo y, desde entonces, Chema Alonso, trabaja en un ambicioso proyecto con el que la compañía pretende devolver el control de los datos a los usuarios.

Denominada como la cuarta plataforma, esta iniciativa plantea la creación de una aplicación, Aura, con la que los usuarios puedan conocer qué datos tiene Telefónica y decidir si quieren compartirlos con terceros a cambio de una contraprestación.

Lo cierto es que la idea pinta bien, sobre todo para los usuarios pero son muchas las dudas que la compañía todavía debe despejar antes de seguir creando un negocio a costa de una información tan sensible como los datos de sus clientes.

Chema Alonso, jefe de datos de Telefónica, ha hablado sobre sus planes en una entrevista a El Confidencial.

Así, aunque asegura que el 70% de los ingresos de la compañía proceden de comunicaciones móviles, su incursión en el mundo de los datos no es nueva pues, desde que en 2012 lanzara el servicio Dynamics Insights, la operadora vende información general de sus usuarios aunque señala, “donde no nos vamos a meter nunca es en la venta de datos personales, como hacen otras empresas de internet”.

Sencillez de los servicios, transparencia en los datos y control de la información. A través de estas claves define Alonso los pilares de la cuarta plataforma que, destaca se hará realidad a través de Aura, una aplicación de inteligencia artificial manejada por voz.

El negocio que crearán en torno a este proyecto se basa en la reducción de costes en la atención al cliente y en la retención de los consumidores gracias a la mayor comodidad y rapidez que proporcionará la cuarta plataforma a la hora de gestionar sus servicios y aclara “dejamos que hagan lo que quieran con sus datos. Y si alguien está dispuesto a pagar por ellos, se lo tiene que pagar al cliente, no a nosotros”.

Por su parte, el acceso a los datos por parte de terceros va a ser libre, aunque advierte “vamos a ser muy cuidadosos. Lo que no quiero es que alguien se cuele y robe los datos a los clientes. Vamos a controlar quién se conecta, pero sin ser un guardián. Buscamos socios que enriquezcan la vida de las personas”.

Unos socios que pueden acceder de manera gratuita a la plataforma aunque, asegura Alonso, “no descartamos en el futuro cobrar” por ello. Un punto que genera cierta desconfianza para muchos pero que, sin embargo Alonso cree que es un negocio totalmente lícito.

“Si algún día decidiéramos cobrar a otras empresas por conectarse a Aura, lo que estaríamos haciendo es un negocio típico de Telefónica, que es cobrar por el uso de una infraestructura”.

El cerebro de la cuarta plataforma insiste en que no se trata de una venta de datos sino “cobrar por usar la API, la conexión, y llevarse un ‘insight’ anónimo”.

Pero, ¿cómo funciona exactamente la plataforma para las empresas? Alonso lo explica asegurando que la compañía “se conecta a la plataforma, pedimos permiso a los clientes, les explicamos qué datos estarían cediendo y cómo recibirían a cambio un pago de tres euros”.

Un servicio similar al que ofrecen otras empresas como Google de quien señala, “cuando entras, buscas tu restaurante favorito y te dice que la gente se pasa allí entre 2 y 3 horas por visita, eso es un insight”.

Con este panorama encima de la mesa, los próximos 12 meses serán decisivos para la compañía y es que, a lo largo de este año el proyecto estará terminado y España será uno de los primeros países en el que vea la luz Aura, una apuesta para “dar mejor servicio y que nuestros clientes no se vayan”.

Te recomendamos

#Highway2Sales

Eficacia

Atresmedia

ADN by DAN

Compartir