Digital

Hay vida más allá del FOMO: 6 fobias (más) nacidas al calor de la era digital

fobiasEl FOMO ("fear of missing out" en inglés) es una fobia que todos hemos sentido en nuestras propias carnes en alguna ocasión cuando de repente, y sin previo aviso, nuestro smartphone se estropea, perdemos la señal Wi-Fi o, lo peor de todo, nos roban el teléfono inteligente de nuestros amores.

Sin nuestro smartphone a nuestra vera, nos invade un sentimiento de pánico, el de perdernos las miles de cosas (supuestamente) interesantes que pasan en Facebook, Instagram y otras redes sociales.

Aun sí, el fascinante universo de las fobias nacidas al calor de la nueva era digital no termina mucho menos en el FOMO, que se ha quedado casi "demodé" en los últimos tiempos.

Al FOMO le han salido (lamentablemente) unas cuantas “primas hermanas” últimamente:

1. El MOMO (“mistery of missing out”)
Este miedo, bastante más irracional (si cabe) que el famoso FOMO, echa raíces en la sospecha de que nos estamos perdiendo cosas que no están ni siquiera documentadas en los social media (muy probablemente porque estamos demasiado ocupados con esas redes sociales que nos están convirtiendo, supuestamente, en una suerte de parias).

2. El BROMO (“bros missing out”)
Sabemos que nos hemos dejado llevar esta fobia cuando creemos que nuestros amigos no han publicado fotos de aquella maravillosa fiesta a la que, lamentablemente, no pudimos asistir para evitar “restregárnoslo en las narices”. Nosotros, que no dudados de sus supuestas buenas intenciones, no podemos evitar, sin embargo, recelar de ellos.

3. El FOJI (“fear of joining in”)
El FOJI es la otra cara de la moneda del MOMO y consiste en evitar a toda costa Instagram y otras redes sociales por miedo a no saber qué publicar o a que nadie nos siga.

4. El FO-MOMO (“fear of the mistery of missing out”)
Somos víctimas del FO-MOMO, por ejemplo, cuando entramos en pánico por no desconocer lo que la gente está hablando en las redes sociales por culpa de algo tan mundano como la batería sin vida de nuestro smartphone. Basta sea que nos quedemos sin batería, para que se nos meta en la cabeza que justamente en ese momento está sucediendo algo realmente grande y nos lo estamos perdiendo.

5. El SLOMO (“slow to missing out”)
El SLOMO se ceba con nosotros cuando nos metemos en la cama, chequeamos de arriba abajo las redes sociales, tenemos la osadía de dormirnos y cuando nos despertamos, comprobamos que nos hemos perdido algo muy “grande” en las redes sociales.

6. El JOMO (“joy to missing out”)
Esta “patología” se basa en la inevitablemente falaz premisa de que no participar en las redes sociaes es motivo de alegría.

Te recomendamos

Eficacia

Atresmedia

ADN by DAN

icemd

Compartir