líderes en noticias de marketing, publicidad y marcas

Millones perdidos en criptomonedas y una muerte súbita: el misterio de Gerald Cotten

Digital MarketingImagen del documental "No puedes fiarte de nadie"

El documental "No puedes fiarte de nadie" de Netflix

Millones perdidos en criptomonedas y una muerte súbita: el misterio de Gerald Cotten

Ana Mora

Escrito por Ana Mora

No muchos conocen la misteriosa historia de Gerald Cotten, con una muerte súbita, contraseñas perdidas y personas que perdieron millones invertidos en criptomonedas.

«Muchas criptopersonas son paranoicas o desconfían de la gente», asegura Andrew Wagner, CEO de Blockchain Gaming. Sin embargo, eso no evitó que se perdieran millones de dólares invertidos en criptomonedas a raíz del caso de Gerald Cotten.

En 2012 tuvo lugar la consolidación del bitcoin como moneda virtual, por lo que los años posteriores experimentó un elevado ascenso, hasta el punto en el que en 2013 el valor total del mercado llegó a los 1.000 millones de dólares.

En ese momento, muchas personas apostaron por esta criptomoneda. Tong Zou fue uno de ellos, tal y como relata el documental de Netflix No puedes fiarte de nadie. A la caza del rey de la criptomoneda. Esta pieza audiovisual nos cuenta todo lo que sucedió con Cotten, que, a día de hoy, continúa siendo un misterio.

Gerald Cotten fundó QuadrigaCX en 2013, en pleno apogeo de las criptodivisas. Esta plataforma de intercambio y compraventa pretendía ayudar a quienes estuvieran interesados en este mundo. No obstante, para 2018 el valor del bitcoin disminuyó sobremanera.

Zou decidió que la mejor idea era deshacerse de las criptomonedas. Con ese propósito, cambió 400.000 dólares por bitcoin a través de dicha web y los vendió. No obstante, cuando quiso retirarlos, no pudo. Y como a él le pasó a mucha gente.

Meses de quejas y reclamaciones no sirvieron para nada, puesto que las respuestas eran inconclusas y no solucionaban al problema. Llegaron a organizarse en un grupo de Telegram parte de los damnificados, que buscaban una explicación a no poder recuperar su dinero.

La muerte de Gerald Cotten y las contraseñas perdidas

Todo empeoró cuando en enero de 2019 la mujer de Cotten, Jennifer Robertson, anunció que este había fallecido el 9 de diciembre de 2018 con motivo de la enfermedad de Crohn. Por supuesto, lo primero que les resultó extraño fue que transmitieran la información un mes después, teniendo en cuenta todo lo que estaba pasando a su alrededor.

Eso no fue lo peor, sino que, al parecer, nadie más, aparte del fundador, tenía las contraseñas de la plataforma, por lo que no se podía acceder. 190 millones de dólares estaban encerrados en la web y nadie podía llegar hasta ellos.

Conforme se involucraron en el asunto medios de comunicación y se profundizó en la investigación, se descubrió que después de 2016 no había registros de los que suele tener un negocio.

Aparte, Cotten disponía de una serie de cuentas falsas que acreditó con activos falsos y transfirió las criptomonedas de los usuarios a otras plataformas de intercambio para venderlas.  

Si ya tenía mala pinta, terminó de no dar buena espina cuando se dieron cuenta de que el cofundador, Michael Patryn (u Omar Adhami) había estado en la cárcel por robo de identidad. En ese punto, empezaron a plantearse que Cotten pudiera estar vivo y que todo fuera un montaje para no responder ante las deudas de todos los usuarios y la estafa en la que se habían visto envueltos.

Sospechaban, por ejemplo, de que Cotten modificara su testamento 12 días antes de morir y sin haber revelado las contraseñas para acceder a las cripto bóvedas en las que estaban almacenados los fondos de Quadriga.

Si quieres conocer toda la historia puedes hacerlo a través de este documental de Netflix.

Si no puedes visualizar correctamente el vídeo embedded, haz clic aquí

Temas

Netflix

 

MioGroup, una de Las Mejores Empresas para Trabajar en España en 2022AnteriorSigueinte5 Extensiones de navegador esenciales que harán del marketing digital un modelo eficaz

Contenido patrocinado