líderes en noticias de marketing, publicidad y marcas

Hologramas venidos del más allá o cómo en el futuro seremos inmortales (digitalmente)

hologramasLa a priori imposible comunicación entre vivos y muertos la hemos visto mil veces en la ficción. En la saga de Superman, por ejemplo, Jor-El, el padre ya fallecido del mítico hombre de acero, hace incursiones en el mundo de los vivos bajo la forma de un holograma tridimensional y da incluso consejos a su famoso vástago.

Pues bien, esta situación retratada hasta la saciedad en la ficción será muy pronto 100% real. Y lo será gracias a los denodados esfuerzos de un grupo de expertos en inteligencia artificial que están firmemente decididos a convertir la ficción en realidad (y a hacer añicos la frontera que separa a los vivos de los muertos).

Uno de estos expertos, afincados al otro lado del charco, es Hossein Rahnama, que trabaja actualmente en el prestigioso Instituto de Tecnología de Massachusetts (MIT) para lograr, con la inestimable complicidad de la inteligencia artificial, que sigamos vivos y coleando después de muertos gracias a clones digitales.

“Es todo una cuestión de recopilación de datos y también de algoritmos extraordinariamente certeros”, explica Rahnama en una entrevista concedida recientemente al canal alemán de televisión pública ARD. “Cuantos más emails, tuits y entradas en Facebook estén en posición de recopilar y analizar los ordenadores, más parecidos serán los clones digitales a sus referentes biológicos”, dice Rahnama.

Gracias a los clones digitales, los muertos podrán seguir haciendo de las suyas en el mundo de los vivos y responder, por ejemplo, a las preguntas de los nietos que no tuvieron la fortuna de conocer en vida.

Los clones digitales en los que trabaja Rahnama podrán tomar múltiples formas. “Podrían dialogar con sus seres queridos como si estuvieran comunicándose a través de WhatsApp, podrían tener voz y ser similares a Siri o también, con la ayuda de un diseñador 3D con suficiente talento, podrían tomar la forma de avatares», indica el investigador.

No es la primera vez que una persona fallecida regresa del más allá convertido en una proyección en 3D u holograma. Sin ir más lejos, en la edición de los Billboard Music Awards de 2014, Michael Jackson, que había fallecido cinco años antes, tuvo a bien aparecer sobre el escenario en forma de holograma (y la aparición fue sorprendentemente realista).

Rahnama no sólo investiga sobre la “inmortalidad digital” sino que ha fundado también una empresa para llenarse los bolsillos con sus futuristas ideas. Y a partir del próximo año todos aquellos interesados en pasar a la posteridad (digital) podrán contratar un servicio que por, el módico precio de 9,99 dólares al mes, analizará pormenorizadamente sus emails y sus actividades 2.0 para dar forma a su futuro clon digital.

Para aquellos que recelen del posible abuso que la compañía de Rahnama podría hacer de los datos personales de sus clientes, el investigador llama a la calma y asegura que toda la información recopilada por su empresa estará convenientemente codificada. Y a los clones digitales “fabricados” por su empresa tendrán acceso única y exclusivamente aquellos familiares y amigos designados previamente por el cliente antes de su óbito.

 

¿Qué pasaría si las princesas Disney tuvieran Snapchat?AnteriorSigueinteNueva TARIFA GOLD para distribuidores de la imprenta online Soloimprenta.es

Noticias recomendadas