Digital

"Hype cycle" o por qué en el universo "techie" todo lo que sube baja como la espuma

hype-cycleYa lo decía el visionario científico Roy Amara en los años 20 del ya lejanísimo siglo XX: "Tendemos a sobrevalorar las consecuencias de la tecnología a corto plazo y a infravalorarlas a largo plazo". Este curioso fenómeno que afecta al universo tecnológico casi desde el principio de los tiempos fue bautizado en su día por la empresa de investigación de mercados Gartner con el nombre de "hype cycle".

Cuando a la galaxia "techie" se asoman nuevas tecnologías como las impresoras 3D, la realidad virtual o el internet de las cosas, el gran público suele convertirlas casi instantáneamente en poderosísimos "hypes" que se desinflan como un globo cuando las tecnologías de marras alcanzan por fin la madurez.

El concepto de “hype cycle” hizo su irrupción por primera vez en la escena tecnológica en 1995, cuando Jackie Fenn, consultora de Gartner, dio a un informe el siguiente y sonoro título: “The Microsoft System Software Hype Cycle Strikes Again”.

Actualmente Gartner sitúa a tecnologías como el internet de las cosas, el reconocimiento de voz o el “machine learning” en la cresta de la ola de los “hypes”. Hoy por hoy las expectativas puestas en estas tecnologías son elevadísimas (y por lo tanto, a todas luces exageradas). Cuando estos “hypes” comiencen a marchitarse, se pondrán de moda, según Gartner, temas como la computación cuántica, la seguridad definida por software y los microcentros de cálculo.

emerging-tech-hc-2016

Sin embargo, no todas las tecnologías que Gartner predice que van a convertirse en “hypes” alcanzan finalmente este estatus. En 2007 a la compañía le dio, por ejemplo, por profetizar que la distribución de medios mediante videoconsolas se convertiría en “hype” (y todavía estamos esperando a que se convierta en la moda que debería haber sido y nunca fue).

Temas como la realidad virtual y la realidad aumentada han superado, según Gartner, la fase de “hype” y, huérfanas por fin de las exageraciones inherentes a las modas, comenzarán en los próximos años a poner en manos del consumidor aplicaciones verdaderamente útiles.

Aun así, no todas las tecnologías siguen el patrón de Gartner de subir como la espuma para luego bajar, poner los pies en el suelo y alcanzar finalmente la madurez. Es, por ejemplo, el caso de la inteligencia artificial, que fue un “hype” con todas las de la ley entre los años 50 y 60. En los años 70 esta tecnología se enfrió y ha permanecido hibernando durante los últimos 40 años hasta protagonizar un nuevo renacer en los últimos tiempos de la mano del “machine learning”.

Te recomendamos

TAPTAP

ICEMD

ADN

Recopilatorio

Enamorando

Compartir