líderes en noticias de marketing, publicidad y marcas

El impulso para las marcas fabricantes

Digital MarketingEscanear QR

Cómo llamar al cliente en las estrategias Direct to Consumer

El impulso para las marcas fabricantes

Redacción

Escrito por Redacción

Un estrechamiento de los lazos entre las marcas y sus clientes más fieles que ha acabado por acrecentar la fórmula de vender y anunciarse directamente al consumidor final o D2C.

Sin duda alguna, la pandemia de COVID-19 ha impulsado un proceso que ya desde hace años estaba ganando más y más importancia en el comercio mundial: un estrechamiento de los lazos entre las marcas y sus clientes más fieles que ha acabado por acrecentar la fórmula de vender y anunciarse directamente al consumidor final, es decir, el Direct to Consumer o D2C. No en vano, se espera que más del 80% de los clientes online realicen al menos una compra a través de una marca D2C en los próximos 5 años, según el Direct-to-Consumer Purchase Intent Index.

Se trata de un modelo beneficioso para ambas partes, es decir, para las empresas y para los compradores, ya que la inexistencia de intermediarios hace que el coste final para los clientes se reduzca, mientras que las marcas pueden controlar toda la cadena de experiencia de compra y hacerla más personalizable, desde la propia web de compra hasta la entrega del producto. Precisamente, el 51% de los consumidores considera que es vital recibir una experiencia personalizada a través de los distintos canales digitales de la marca D2C, según un estudio de Scalefast.

Esta personalización, por otra parte, no puede aplicarse sin un punto de vista centrado en la omnicanalidad, es decir, en generar un impacto equitativo a todo tipo de consumidores, independientemente de si estos compran más por internet o por el canal físico. No hay que olvidar que el objetivo de toda estrategia D2C es llevar la marca directamente al consumidor potencial, y para ello hay que tener en cuenta todos los puntos de contacto posibles y aplicar el mismo esfuerzo en todos ellos.

Estos puntos de contacto se pueden resumir en tres grupos concretos: el punto de venta físico, el móvil y el hogar. Lo ideal sería utilizar un método para combinar todos estos puntos para crear una experiencia D2C única y omnicanal con la que asegurarse conseguir llegar a todo tipo de clientes en cualquier momento. Una buena forma de lograr este objetivo es mediante el uso de códigos QR con información interesante para el lector, ya que pueden escanearse directamente en el punto de venta, desde la comodidad del sofá de casa o a pie de calle siempre con el uso del smartphone.

Ahora que ya se han definido los puntos omnicanales por los que difundir el contenido, el siguiente paso es determinar las mecánicas para llamar la atención del cliente en las estrategias Direct to Consumer. Existen muchas formas de alcanzar este objetivo, pero para que funcionen todas ellas deben estar guiadas por acciones clave:

  • Innovar. Los clientes se sienten atraídos por aquellas marcas que aprovechan las nuevas tecnologías en sus campañas y en su forma de comunicarse con el cliente. Una buena forma de aplicar esta idea es crear catálogos interactivos para smartphone que permiten al cliente informarse de las últimas novedades de la empresa mientras interactúa directamente con ella.

  • Conectar. Una estrategia D2C requiere encontrar un camino por el que reforzar la conexión directa con el cliente y que no se olvide de nosotros. El sampling en ofertas y catálogos online puede ser una buena vía para reforzar esta relación, gracias a que el cliente recibe muestras gratuitas de producto sin salir de su domicilio.

  • Sorprender. La clave para generar engagement con el cliente de forma directa es sorprenderle y hacerle pasar un buen rato mientras interactúa con la marca. Para ello, son especialmente efectivas las dinámicas de gamificación mediante juegos online como la ruleta o juegos de preguntas y respuestas.

  • Activar. Ahora que la relación con el cliente se ha reforzado gracias a los pasos anteriores, el siguiente punto que debe tener toda estrategia D2C es activar al cliente para que consuma. El envío de vales de descuento compatibles en compras físicas y online es la forma más clásica y eficaz de conseguirlo.

Nota de prensa.

 

Esto es lo que esperan los consumidores de las marcas en materia de sostenibilidadAnteriorSigueinteAsisa lanza un spot para ayudar a las personas en su tranquilidad emocional

Contenido patrocinado