Digital

Un brasileño de 26 años, el mayor "soplón" de Apple

Ingeniería inversa: así se descubren los secretos mejor guardados de Apple

El desarrollador brasileño, Guilherme Rambo, ha creado un sistema a través del que, descifrando el código interno de los productos de Apple, descubre las novedades de la compañía.

Apple se ha convertido, no por casualidad, en una de las compañías más valiosas del mundo. Su apuesta por otorgar a sus productos una identidad única a través de su particular diseño y de la tecnología más puntera sitúan a la compañía siempre en el disparadero.

Este 2018 la atención ha estado centrada en los nuevos productos que, previsiblemente, los de la manzana presentarán este miércoles, 12 de septiembre, en su gran evento que se celebrará, por primera vez, en el Steve Jobs Theater.

Hace meses que las filtraciones sobre los nuevos móviles y relojes de la marca se vienen produciendo y, aunque los de Cupertino tratan por todos los medios de mantener sus secretos a salvo, los agujeros de seguridad que han experimentado y los errores humanos, les han impedido hacerlo.

Aunque, en la revelación de algunos detalles de los terminales, tiene mucho que ver un desarrollador brasileño que, con apenas 26 años, se ha ganado el respeto de la industria informática erigiéndose como uno de los principales descubridores de los secretos mejor guardados de Apple.

Guilherme Rambo ha sido el responsable de dar a conocer las últimas características del iPhone XS que podremos conocer de manera oficial en apenas dos días. Pero, ¿cómo consigue adentrarse en los entresijos de Apple? La clave está en el código de las actualizaciones del sistema operativo de la compañía.

A través de un sistema de alertas que él mismo creó, se mantiene al tanto de cada cambio que los de Cupertino realizan en iOS que es algo así como la “caja fuerte” de Apple. Sin embargo, con lo que no contaba la compañía es con que Rambo ha sido capaz de descifrar la contraseña.

Entre cientos de números y códigos incomprensibles para la mayoría de los mortales, Rambo encuentra los detalles más jugosos de los productos y sistemas de la marca.

Lo hace a través de lo que se denomina como “ingeniería inversa” que consiste en analizar el funcionamiento de un determinado sistema para descubrir la tecnología responsable de los dispositivos.

Una técnica posible, según cuenta el propio desarrollador al diario brasileño Estadao, gracias al ecosistema interconectado de Apple en el que los productos “hablan” entre sí. De esta manera, a través de un iPhone podría llegar a conocer detalles de un MacBook o de un iPad y viceversa.

Gracias a esta práctica, el pasado año el brasileño logró dar la primicia sobre los detalles de algunos productos de la compañía de la manzana. Por ejemplo, analizando el sistema operativo de la caja de sonido del HomePod llegó a desentrañar el diseño y el funcionamiento del reconocimiento facial del iPhone.

Claro que, la teoría puede parecer muy fácil, pero la práctica no lo es en absoluto. Cada uno de los productos de Apple tiene asignado un código compuesto por números y letras, que no responden a ninguna lógica aparente y que solo se conocen internamente.

Tras años de trabajo y cotejo, Rambo ha conseguido conectar algunos de ellos a los productos y, a partir de ahí trata de descubrir los nuevos dispositivos de la compañía. Algo que ha vuelto a hacer en esta ocasión revelando al mundo los detalles del iPhone XS que, afirma, mantendrá el mismo diseño que su predecesor, dos tamaños diferentes e incluirá el dorado en su gama de colores.

Aunque, de momento, el brasileño descarta trabajar en Apple, lo que está claro es que se ha convertido en el mayor soplón de la compañía, sin ser ni siquiera parte de ella.

Te recomendamos

A3

ADN

Navidad

Recopilatorio

Enamorando

Compartir