Digital

Inteligencia artificial, una tecnología tan prometedora como peligrosa

Inteligencia artificial: dilema moral vs. progreso social

Inteligencia artificial: dilema moral vs. progreso socialHace tan solo unos meses Elon Musk, CEO de Tesla, hacía pública, junto a otros cientos de líderes de la industria tecnológica, una carta abierta en la que mostraban su preocupación por el desarrollo de la inteligencia artificial que calificaban de potencial arma de destrucción masiva.

Es por ello que reclamaban la inminente necesidad de una regulación que pusiese coto a los avances en este terreno o, de lo contrario, auguraban un futuro más bien negro.

Y es que, si hasta ahora eran los humanos quienes controlaban a la tecnología, esta situación puede darse la vuelta con la plena llegada de la inteligencia artificial, una poderosa herramienta de la que nadie conoce sus consecuencias.

Aunque sí podemos intuirlo de alguna manera al observar los primeros resultados de compañías como Facebook o Google, ambas férreas defensoras de la inteligencia artificial, en este ámbito.

Así, Mark Zuckerberg ha puesto toda la carne en el asador con una apuesta firme por esta tecnología para la que ha empleado una enorme inversión de dinero y cuantiosos recursos humanos.

El trabajo de la compañía se traduce en la creación, de la mano de la Universidad Tecnológica de Georgia de dos robots capaces de hablar entre ellos. Hasta aquí todo correcto.

El problema llegó cuando el lenguaje que hablaban nada tenía que ver con el que les había sido programado.

Es decir, ellos mismos habían sido capaces, sin la interacción humana, de desarrollar un código propio incomprensible por los ingenieros y que desembocó en el “apagón” de los robots.

Otra muestra de la inimaginable magnitud de la inteligencia artificial la encontramos en Google que actualmente dedica 40.000 empleados a trabajar para ganar la carrera tecnológica.

Desde que en 2014 el buscador adquiriese DeepMind, ha hecho notables y rápidos avances en el campo de la inteligencia artificial. Uno de ellos es la creación del robot AlphaGo, que fue capaz de batir al campeón del mundo de “go” a base de machine learning, es decir, aprendiendo y mejorando a medida que jugaba.

Pero este mismo mes, la compañía ha dado un paso más con AlphaGo Zero, un robot más avanzado que, tras jugar contra su anterior versión, fue capaz de vencerle en las 100 partidas que disputaron.

Así la inteligencia artificial se ha ganado ya detractores y defensores a partes iguales y no es para menos pues, el futuro se presenta tan impredecible como prometedor.

Te recomendamos

Cannes

Regalos Ecology

Experiencias

Atresmedia

Compartir