Digital

Internet, ¿regreso a la Edad Media?

Internet, ¿regreso a la Edad Media?Arbitrariedad, pequeños estados y barreras arancelarias. Esto será lo que dominará en internet si Google y Verizon logran suprimir el principio de neutralidad de la red.

El gigante de internet y la operadora norteamericana de telecomunicaciones intentan convertir la red de redes en un territorio plagado de peajes y barreras arancelarias. Al mismo tiempo, planean la introducción de un sistema para el control de todos los contenidos online, asegura Kai Biermann en Die Zeit.

Lógicamente ni Google ni Verizon exponen sus futuros planes de una manera tan cruda.

La cuestión de fondo es que Google quiere que sus datos lleguen de una manera más rápida a sus clientes y que está dispuesto a pagar por ello. Este planteamiento tan aparentemente simple supone una grave amenaza a la neutralidad de la red, que junto a la digitalización es uno de los principios básicos de internet.

Sin embargo, lo que Google quiere para él, no lo quiere para los demás y ha buscado varios salvoconductos para poder poner en práctica su plan.

Uno de ellos es la idea de “contenido legal”. Según el gigante de internet, el principio de neutralidad de la red se aplica sólo a los contenidos que se ajustan a la ley. Lo que es ilegal, por lo tanto, debe ser discriminado. Así funciona también fuera de internet. Sin embargo, en la “vida analógica” se discute de manera pública, transparente y democrática lo que es legal y lo que es ilegal, y eso no sucede hoy por hoy en la “vida digital”.

En la red de redes hay ya intereses creados a la hora de decidir qué contenido es bueno y qué contenido es malo. Un ejemplo de ello es la política de Apple. La empresa de la manzana “expulsa” de su tienda online todo aquel contenido de considera inadecuado. Pese a que su proceder levanta ciertos cuestionamientos legales, la “ley analógica” no parece estar interesada en el asunto y se limita a mirar hacia otro lado.

Con todo, el de Apple no es caso aislado. En breve toda la red de redes podría convertirse en un territorio dominado por la arbitrariedad. Es decir, cada empresa decidiría por sí misma qué contenido es importante y el acceso a lo que no es importante se retardaría, se bloquearía o simplemente se borraría. Sería como un retroceso a la Edad Media, una época en la que cada ciudad se regía por su propia ley y moneda.

Además, si sus planes prosperan, Google y Verizon distinguirán en el futuro entre el usuario que se conecta a través de dispositivos móviles y el que lo hace a través de la línea fija. Ésta última estaría dominada por los “viejos”, mientras que internet móvil pasaría a ser propiedad de los nuevos “señores feudales” de la era digital.

Google y Verizon planean asimismo reducir al mínimo las competencias de la Comisión Federal de Telecomunicaciones (FCC) de Estados Unidos. Para ambas compañías sería como matar al “Tomás Moro” de internet. Y es que como en Utopía, el libro del célebre pensador inglés, la red de redes ha sido hasta ahora un territorio ideal en lo que a igualdad se refiere, pero eso podría cambiar en breve.

Te recomendamos

#Highway2Sales

Eficacia

Atresmedia

ADN by DAN

Compartir