Digital

INTERNET ABRE UNA VÍA MÁS A LA PIRATERÍA INFORMÁTICA

Una investigación reciente acerca de la seguridad en la red ha puesto en evidencia una nueva fractura en el sistema, que afecta al uso del protocolo BGP (Border Gateway Protocol) y puede permitir la intercepción y seguimiento de las transmisiones de datos de cualquier web, siempre que los datos no estén encriptados, e incluso modificarlos antes de que lleguen a su destino.

La investigación, que ha sido publicada por la revista Wired, demuestra la falta de seguridad en algunos protocolos sobre los que se basa el funcionamiento de internet. Como señala el diario El País, no es la primera vez que se detecta un fallo de este tipo. Ya en julio, el experto en seguridad, Dan Kaminsky comunicó un error en el sistema DNS de asignación de direcciones.

Aquel fallo, abría la posibilidad de redireccionar el tráfico de una web a otra falsa, aunque se hubiese tecleado la dirección correcta. Sin embargo la magnitud del problema sobre el protocolo BGP puede ser mucho mayor. En su momento, se creó como “puerta trasera” para que las autoridades gubernamentales o las agencias de inteligencia pudiesen intervenir en las comunicaciones de Internet cuando fuera preciso. Y ahora, cualquier usuario con un router BGP también podría conseguirlo.

Los expertos apuntan que este tipo de intercepciones de datos podrían evitarse con la colaboración de las operadoras, siempre y cuando empleen un sistema de filtros que permitan distinguir la manipulación de los datos.

Te recomendamos

México

2boca2

podcast

A3media

Compartir