Digital

INTERNET COMPARTE TODOS LOS DATOS, MENOS LOS DE UNO MISMO

Los datos e internet son un tema que inquieta a los internautas. Las diferentes redes sociales son probablemente el ciberlugar en el que más detalles de cada usuario se aglutinan. El problema versa en que éstos se ven obligados a rellenar el mismo perfil en Facebook, Myspace o Linkdle para poder relacionarse con sus diferentes amigos. En la época del peer-to-peer todo es libre en internet, menos los datos de cada uno. Francis Pisani ha reflexionado sobre esto en su columna de El País.

¿Será algún día posible la portabilidad de datos de una red a otra? De momento se gestan tres intentos de hacer esto viable: Facebook permite mediante Facebook Connect que sus usuarios asocien sus datos en esta red con otras cuentas, MySpace está probando su MySpace Data Availability y Google por su parte, pretende con Google Connect que los clientes tomen sus datos de varias partes y las junten en una sola cuenta a su elección. Pero esta última iniciativa no gustó nada a Facebook que se ha negado rotundamente a la propuesta. Mientras, los agentes del mundillo virtual discuten acaloradamente sobre esta cuestión.

El problema es que esta libertad choca con el modelo de negocio que sustenta las redes: los perfiles de los usuarios valen demasiado dinero para compartirlos ya que son la razón de la publicidad segmentada. En principio, el motivo de pertenencia a una red determinada estará definido porque el consumidor está contento con los servicios que ésta le ofrece y no porque no le permitan marcharse a otra. Pero esto es mucho suponer y nadie quiere arriesgar.

Desde el Data Portability Project, luchan porque los usuarios sean dueños de sus datos en la red. Sin embargo, su proyecto es todavía incipiente y avanza lento. La generación Y, que comprende a los nacidos entre 1982 y 1997, ha crecido con internet y es la que hace un uso más extendido de la misma. Esta es la generación del software libre y sus ideales chocan con estos modelos de negocio, que consideran anquilosados y contrarios a sus intereses.

Te recomendamos

Cannes

Regalos Ecology

Experiencias

Atresmedia

Compartir