líderes en noticias de marketing, publicidad y marcas

Digital Marketing

El récord lo rubrica un equipo de investigadores australianos

Internet corre que se las pela y alcanza un nuevo récord de velocidad: 44,2 Tbps

Unos investigadores australianos han logrado batir récords con la que se precia de ser la conexión a internet más rápida del mundo: 44,2 terabits por segundo (Tbps).

internetLa red de redes avanza a pasos agigantados y está pertrechada de una velocidad cada vez más meteórica. De acuerdo con Nature Communications, un grupo de investigadores australianos ha logrado pulverizar todos los récords con la que se precia de ser la conexión a internet más rápida del mundo: 44,2 terabits por segundo (Tbps).

Esta vertiginosa velocidad de conexión equivale una tasa de descarga de la friolera de 5.525 terabytes por segundo. O lo que es lo mismo, pertrechados de semejante y ultrarrápida conexión podríamos llenar un disco duro de 5 TB en apenas un segundo.

Conviene puntualizar, no obstante, que las conexiones ultrarrápidas a internet caen en realidad en saco roto si los dispositivos que se conectan entre sí no están ungidos con tantísima celeridad.

Si la velocidad de conexión lograda por los investigadores australianos se utilizase en un ordenador convencional, se toparía inevitablemente con un cuello de botella en la conexión Ethernet de la placa base del dispositivo. Y aun utilizando una tarjeta específica, la placa base y el almacenamiento no soportarían tantísima velocidad de conexión.

Para conseguir tan estratosférica velocidad de conexión los investigadores desarrollaron un chip ad hoc

Hablamos, por lo tanto, de una velocidad de conexión que tardará probablemente aún mucho tiempo en convertirse en una realidad 100% palpable.

La velocidad de conexión lograda por los investigadores, adscritos a tres universidades australianas, se ha efectuado con una fibra óptica convencional ya instalada a una distancia de 75 kilómetros. Para conseguir semejante velocidad de transmisión los investigadores desarrollaron un chip ad hoc.

Detrás de tan vertiginosa velocidad de conexión están «micropeines» ópticos generados con resonadores instalados a lo largo de la fibra óptica. Estamos, por consiguiente, ante una manera notablemente más eficiente de transmitir datos a través de la fibra óptica.

La velocidad de 44,2 Tbps fue posible, por otra parte, mediante el envío de datos en bruto. Pero este no el funcionamiento habitual de las conexiones a internet. En pruebas en condiciones normales las velocidad máxima obtenida fue de 39 Tbps.

Aunque a día de hoy no existe realmente demanda de conexiones tan veloces, los investigadores están tratando de averiguar qué se necesita exactamente para aplicar esta tecnología a la fibra óptica actual con el último objetivo de fabricar chips aceleradores.

Facebook promociona Messenger Rooms a ritmo de Lizzo y su versión de "All Together Now"AnteriorSigueinteOMD suma a su equipo de dirección a Sergio Martínez como Business Transformation Lead

Noticias recomendadas