Digital

INTERNET, EL MEDIO ESTRELLA DE LOS NUEVOS FRAUDES

El número de fraudes en Internet ha crecido tanto en los últimos años (timos con tarjetas de crédito, robos de números PIN, spam…), que amenaza con colapsar los correos electrónicos.

El llamado “fraude del clic” es ya una práctica generalizada. Quien se lo inventó quería acabar con los recursos publicitarios de la competencia. Desde 2004 Yahoo! y Google buscan la manera de terminar con esta práctica.

El fraude del clic consiste en lo siguiente. Cuando una empresa pone un anuncio en Internet, el pago de estas inserciones publicitarias se realiza basándose en el número de veces que un usuario pincha en ese anuncio. El fraude se puede llevar a cabo si una empresa contrata a un número de personas que se dedican a clicar cada dos por tres en el anuncio, para que aumente el pago al portal correspondiente. Los buscadores como Google, Yahoo! o Searchmarketing luchan contra esta práctica que pone en peligro que los anunciantes dejen de confiar en ellos a la hora de elegirles como destinatarios de su publicidad.

Muchas empresas se han dado cuenta de que la mayoría de los clicks son falsos. Una empresa estadounidense llamada Atlanta pagó dos millones de dólares en publicidad online, hasta que descubrió que la mayoría de los clics recibidos provenían de zonas del mundo en las que la empresa ni siquiera operaba.

En definitiva, lo que muchas empresas han optado por hacer ante la desproporcionada cantidad de dinero que están perdiendo con este fraude es contratar auditores online para que estudien el gasto real y el generado por el fraude.

Te recomendamos

Cannes

Regalos Ecology

Experiencias

Atresmedia

Compartir