Digital

Internet y sus productos personalizados buscan las cosquillas a la producción y el consumo de masas

productos personalizadosSeguro que yendo de compras más de una vez se ha sentido frustrado ante la imposibilidad de encontrar productos que se ajusten verdaderamente a sus propios gustos. Es una de las desventajas de la producción y el consumo de masas. Que nada es realmente "original".

De todos modos, la producción y el consumo de masas no son ya tan omnipotentes como solían ser en el pasado. Gracias internet, donde proliferan cada vez más las empresas especializadas en productos totalmente personalizados, la producción y el consumo de masas son actualmente algo menos poderosos.

Una compañía que desde su particular refugio en la red de redes está plantando cara a la producción y al consumo de masas en Angel Cab. Especializada en la venta de cochecitos de bebé personalizados, mediante la página web de Angel Cab el usuario puede configurar a su gusto el producto final, eligiendo desde las ruedas al armazón pasando por el color de la cesta del cochecito.

Angel Cab ofrece a sus clientes más de 7 millones de posibilidades diferentes de diseño y pretende revolucionar así el a menudo estereotipado universo de los cochecitos de bebé. Eso sí, tanta personalización no sale barata a sus clientes. Los cochecitos de bebé de Angel Cab, fabricados de manera totalmente artesanal, tienen un precio mínimo de 1065 euros. Y tienen un tiempo estimado de entrega de entre 6 y 8 semanas.

Otra empresa que se ha subido con entusiasmo al tren de la producción y el consumo personalizados es la compañía chocolatera Chocri.de, que permite a sus clientes crear a su gusto sus propios bombones y tabletas de chocolate.

En Chocri.de una tableta de chocolate de 100 gramos cuesta 2,90 euros y el usuario puede personalizarla después con todo tipo de ingredientes cuyos precios oscilan entre los 0,20 y los 1,55 euros. La guinda del pastel la pone el envase, que tiene un coste de 1 euro adicional si el usuario se decanta por un packaging distinto al estándar.

La moda de la venta online de productos personalizados no sólo está siendo “mano de santo” para muchos consumidores hartos del habitualmente aburrido consumo de masas sino también para los artesanos, que de la mano de internet están resucitando, una profesión, la de la artesanía, hasta hace no mucho tocada de muerte.

Te recomendamos

Eficacia

Atresmedia

ADN by DAN

icemd

Compartir