Digital

Google y Facebook han visto aumentar la presión en toda Europa

ISBA solicita a Facebook y Google estándares comunes para evitar contenido inapropiado

Facebook y GoogleEl duopolio de la publicidad digital, Facebook y Google, están sufriendo mucha presión de los anunciantes para establecer estándares independientes que establezcan políticas comunes sobre el contenido inapropiado en ambas plataformas. Este peso sobre los gigantes de internet está liderado por ISBA (Incorporated Society of British Advertisers), el mayor grupo de anunciantes de Reino Unido. ISBA pretende sentar un conjunto de políticas comunes que estabilicen la identificación, monitorización y eliminación del contenido considerado intolerable.

Con una lista de clientes que incluyen algunos como Lloyds Bank, Unilever o Procter & Gamble, el equipo hará un poco más duro para Facebook y Google poner orden, aunque se basa en que ambas compañías sienten principios comunes. Lo más favorable sería que también otras compañías, como Twitter o Snapchat, fueran invitadas a unirse.

En este sentido, ISBA ha argumentado que la auto regulación sería a favor de los intereses de la propia industria tecnológica, ya que se podría construir la confianza en torno al consumidor y al anunciante, así como evitar la amenaza de imposición de regulaciones gubernamentales, según TheDrum.com. La presión en torno a la regulación en las plataformas tecnológicas es una tendencia en toda Europa. El pasado año, Alemania introdujo sanciones a aquellas compañías que no retirasen el discurso del odio o las noticias falsas en 24 horas desde que lo recibieron. En este mismo sentido, Theresa May, primera ministra británica, también hizo un llamamiento a los grupos tecnológicos para remover este tipo de contenido en menos de dos horas desde su aparición.

“Como mínimo, lo que estamos buscando son informes independientes y supervisión. Esto podría construir confianza en las propias plataformas, y sería bueno también para su propia reputación”, ha señalado Phil Smith, director general de ISBA, en Financial Times.

Hasta la fecha, tanto Google como Facebook han preferido resolver sus propios problemas de manera independiente. Google, por ejemplo, reclutó a 10.000 moderadores para que les ayudasen a mantener seguro el contenido en YouTube. Por su parte, Facebook ha tomado medidas similares, como el lanzamiento de una encuesta de editor para rechazar aquellas fuentes consideradas como poco fiables.

Te recomendamos

Cannes

Mundial

Regalos Ecology

Experiencias

Atresmedia

Compartir