Digital

JOOST, LA TELEVISIÓN ONLINE Y LA NUEVA OPORTUNIDAD PARA LOS ANUNCIANTES

El uso cada vez más generalizado de conexiones a internet a través de banda ancha está haciendo posible el sueño de muchos internautas: la televisión online. El fenómeno YouTube no hizo más que evidenciar el éxito de los contenidos de vídeo distribuidos por internet, pero los creadores de KaZaA y de Skype están camino a dar un paso más. Niklas Zennström y Janus Friis han lanzado Joost, una empresa que según la revista The Economist, amenaza con devastar el negocio de la televisión. Ahora está en periodo de pruebas, pero pronto proporcionará a los espectadores la experiencia de combinar lo que a la gente le gusta de la televisión tradicional con las posibilidades de internet.

Según Fredrik de Wahl, director general de Joost, el nuevo producto “no alterará” el sector en el que va a entrar, sino que podría ser beneficioso para él. Joost no funcionará como YouTube y tampoco consistirá en la descarga o el intercambio de archivos. A diferencia de los servicios de descargas o de envíos, “la televisión no consiste en comprar hoy lo que quieres ver mañana, sino en encender y verla enseguida”, explica De Wahl. Joost tampoco cambiará la forma de ver televisión tradicional, ya que al igual que ésta, será un servicio gratuito con cortes publicitarios, aunque sólo serán de máximo tres minutos por cada hora de emisión.

Joost tendrá canales como la televisión convencional pero consistirán en listas de reproducción de vídeos que empiezan cuando le conviene al televidente. Además, los espectadores podrán comunicarse entre ellos a través de mensajería instantánea y chats. Para los anunciantes esto es valioso, porque dicha actividad les ayudará a saber a ciencia cierta si las personas están viendo realmente el programa. Junto con otra información, tales como la dirección IP, los anunciantes podrán elegir su público objetivo de forma mucho más precisa.

Aún no hay consenso sobre cuál es la mejor manera de combinar la televisión y el internet, lo que es verdad es que los “experimentos” son cada vez más en cantidad y cualidad. El temor es que, al igual que la telefonía por internet ha sido perjudicial para las compañías telefónicas tradicionales, estas nuevas televisiones online podrían serlo para los servicios de vídeo bajo demanda que ofrecen las compañías de televisión por cable. Pero sin duda, llevar la televisión a más pantallas en más contextos sociales podría ampliar las posibilidades de nuevos modelos de financiación para las productoras y nuevas formas de lanzar mensajes publicitarios que lleguen a los consumidores.

Te recomendamos

México

School

Podcast

Podcast

Compartir