Digital

Junio de 2017: fecha en la que despediremos (por enésima vez) al roaming en la UE

El roaming dentro de la Unión Europea ya tiene fecha de caducidad: 2017. Tras meses de duras negociaciones los ministros de la UE han aprobado sin apenas discusiones el texto presentado el pasado mes de junio por el Consejo para poner fin a la disparidad de precios y tarifas.

Ahora hay que esperar a que la Eurocámara dé el visto bueno al mismo y en caso de que así sea se publicará dicho documento en el Diario de la Unión Europea entrando en vigor a principios del próximo mes de noviembre según recogen desde el diario El Mundo.

Lo cierto es que el objetivo que se plantea en el texto no deja lugar a dudas y tiene muy clara la misión a cumplir. A partir del 15 de junio de 2017 las compañías de telecomunicaciones no podrán cobrar precios mayores a los usuarios por llamar, enviar SMS o navegar en internet cuando estos se encuentren dentro de algún país comunitario diferente al de residencia.

Esto se traduce en que se mantendrán las mismas tarifas contempladas en el contrato que firmó el usuario en el país de residencia aunque se contemplan algunas excepciones.

Con esto se da un paso muy importante ante una de las principales demandas planteadas por los usuarios cuando viajan. El Consejo ha apuntado sobre el texto que se trata de aplicar una política justa con el objetivo de impedir “una utilización abusiva”.

Será la Comisión Europea la encargada de establecer los detalles relativos a las tarifas que tendrá que tener listos antes del 15 de diciembre del próximo año. También se contemplarán en este futurible documento los casos en los operadores acaben perdiendo dinero con el servicio de roaming.

Un sabor agridulce es lo que muchos ven en este acuerdo. Aunque la “muerte” del roaming dentro de la UE no se producirá hasta mediados de 2017 a partir del próximo mes de abril se producirá una bajada generalizada de las tarifas. De esta forma encontramos que el precio (mayorista) por minuto de una llamada no será superior a los cinco céntimos mientras que un SMS costará como máximo dos céntimos.

En el caso de las conexiones a internet, uno de los temas que más quebraderos de cabeza dan a los usuarios cuando viajan, el coste por megabyte no podrá exceder de los cinco céntimos (no queda incluido el IVA por lo que el precio final será algo mayor).

Como ya habíamos comentado el Europarlamento considera que esta solución se queda a medio camino de los objetivos que se habían planteado en un principio pero lo cierto es que la alternativa era bastante peor. Se contemplaba que en caso de no llegar a un acuerdo concreto se tendría que pedir a la Comisión Europea una lista detallada sobre los pasos necesarios para poner fin al roaming en 2018. Al menos se han conseguido acortar los plazos.

Ahora nos quedan por delante algo más de 12 meses en los que seremos testigos de las duras pujas que se realizarán para fijar las tarifas y el arma de doble filo lo encontramos en los pequeños detalles con los que pueden sorprender los operadores. Por el momento y hasta nueva orden seguimos teniendo roaming para “rato”.

Te recomendamos

FOA

Youtube

A3media

México

Compartir