líderes en noticias de marketing, publicidad y marcas

Keenan Cahill, la estrella del "playback" en YouTube

Tiene 16 años, mide 1,26 metros de estatura, está gravemente enfermo y es la nueva estrella de YouTube. Keenan Cahill hace playback con conocidas canciones pop, sube después los vídeos al famoso portal de vídeos online y gracias a ello se ha convertido en toda una celebridad solicitada incluso por otras celebridades. Katy Perry, 50 Cent, Jennifer Aniston y otros muchos artistas quieren hacer playback con Cahill.

Todo empezó con un playback de la canción de Katy Perry “Teenage Dream” subida a YouTube. Esta actuación supuso el salto al estrellato en la red de Cahill. No en vano, el vídeo acumula ya más de 37 millones de visitas.

A sus 16 años, Cahill vive el sueño adolescente al que hace referencia la canción de Katy Perry. Inaugurará próximamente un club en las Bahamas, ha grabado un spot con Jennifer Aniston y es invitado habitual de los talkshows estadounidenses.
“He rezado siempre a Dios para que algo así me sucediera”, explica Keenan en declaraciones al diario SunTimes. “Hoy digo ‘gracias’ y ya no pido a Dios que me haga más grande”, añade el adolescente, residente en Chicago.

El punto de inflexión en la vida de Keenan Cahill tuvo lugar hace tres años, cuando sus padres le regalaron una webcam por su 13º cumpleaños. Antes de este aparentemente trivial acontecimiento, la vida de Cahill estaba jalonada fundamentalmente de dolores, ingresos en el hospital e interminables horas de consultas médicas.

Cuando nació en 1995, a sus padres les llamó la atención el anormal tamaño de las rótulas del pequeño, pero no le dieron la mayor importancia. Después las señales de alarma se hicieron más evidentes. Con un año, Cahill era considerablemente más pequeño que los niños de edad. Además, no aprendió a andar hasta los 18 meses. Después le sobrevinieron fuertes ataques de vómito. Tras muchos tests, a Cahill le diagnosticaron síndrome de Maroteaux-Lamy, una extraña enfermedad que afecta a poco más de mil personas en todo el mundo. Su cuerpo no puede asimilar los mucopolisacáridos y ello provoca malformaciones en el esqueleto y en la piel. Además, la esperanza de vida de las personas que padecen esta enfermedad es extremadamente corta.

Sin embargo, pese a su enfermedad, a Cahill le gusta divertirse con sus amigos y no pierde la oportunidad de hacerles reír. Precisamente con este objetivo, comenzó a subir vídeos a YouTube con sus particulares playbacks, informa Spiegel.

Con 13 años empezó la aventura de Cahill en YouTube. A principio, sus vídeos contaban con cientos de visitas, después con miles y continuación vino un tweet que prendió la mecha del estrellato del joven en internet. Katy Terry publicó en Twitter el siguiente mensaje: “I heart you @KeenanCahill». Y a partir de entonces, los visitas a los vídeos de Cahill comenzaron a contarse no por cientos ni por miles, sino por millones.

Keenan Cahill es hoy todo un fenómeno dentro y fuera de YouTube que cuenta incluso con su propio manager. El próximo verano será operado de las piernas y la cadera y debido a su convalecencia no podrá subir más vídeos a YouTube. ¿Será el fin de su fulgurante carrera?”. Al joven no le gusta hablar de ello, pero su manager añade que si esta fama momentánea le sirve para comprarse un coche especialmente adaptado a sus necesidades, el “revuelo” habrá merecido la pena.

 

Volkswagen tira los precios en Estados UnidosAnteriorSigueinteEn crisis: las agencias reinventan sus modelos para mantener a los clientes

Noticias recomendadas