Digital

LA ANATOMÍA DE UNA PÁGINA CON BUEN POSICIONAMIENTO

Otorgar las claves para un buen posicionamiento en Google es casi como dar señas para encontrar la posición de la eterna juventud, es decir es complicado, difuso y aunque se logre el objetivo siempre rondará la duda de si los resultados no son producto de un placebo ajeno a nuestra voluntad.

Muchos expertos coinciden que a la hora de estructurar una página el título del contenido es la etiqueta más importante, seguida de la meta descripción del portal ya que otras etiquetas como la especificación del autor o de la categoría suelen ser ignoradas por los sistemas.

En el cuerpo del contenido es importante considerar los elementos textuales como los signos que representan las negritas y otros cambios de carácter y es conveniente no olvidar el uso de la imagines y darles importancia ya que éstas no son un modo rápido de rellenar espacio.

Es importante justificar el uso de tablas para facilitar la lectura y para posicionarse mejor y enlazar cada fuente, ya que puntúa de una forma imprecisamente importante para el Mago de Oz detrás de los resultados de búsqueda.

Sin embargo, el geo targeting, disponible en las herramientas del web master hace maravillas en Google, aunque las especificaciones sobre el país y el lenguaje parecen serle indiferente al gigante de Mountain View.

Con respecto a la cantidad de contenido, un buen objetivo es situarse entre 250 y 300 palabras, más que nada para complacer a los usuarios, ya que sabemos que alguien entra en nuestra página pero no tenemos datos sobre cuando se aburre el lector y deja de leernos.

Al final esta lista es tan ilusoria como todas las leyendas sobre el page rank que dieron paso a sendas empresas que prometen lo imposible y a los más diversos fraudes de posicionamiento que en forma de falsos blog atestan la red, por eso este decálogo es orientativo.

Te recomendamos

México

School

Podcast

Podcast

Compartir