Digital

La anatomía del banner perfecto

La anatomía del banner perfectoLa red de redes está literalmente plagada de banners. ¿Cuáles son las claves entonces para destacar entre la multitud? BuySellAds responde a esta pregunta con una infografía, que disecciona los elementos clave para seducir al internauta a través de los banners:

1. Interactividad
Con la inclusión de elementos interactivos en el banner, el reconocimiento de la marca anunciada puede aumentar hasta el 63%.

2. Buen uso del espacio
Si se utiliza cada pulgada del banner para añadir texto, imágenes o llamadas a la acción, es muy probable que éste pase totalmente desapercibido al internauta. Hay que saber compensar la información con la ausencia de información (espacios en blanco) para no saturar al usuario.

3. Imágenes atractivas
Nada llama tanto la atención en un banner con una imagen atractiva. Hay que escoger fotografías diferentes, que se distingan de las típicas imágenes de archivo, y que estén en consonancia con la identidad de la marca.

4. Mensaje creativo
En un banner, hay que asegurarse de que el texto merece la pena ser leído por el internauta.

5. Llamada a la acción
Una vez que el banner ha logrado llamar la atención del internauta, hay que emplazar al usuario a realizar algún tipo de acción.

6. Incorporación de la marca
Un buen banner identifica claramente a la marca que está promocionando.

7. Textos grandes
En ocasiones, el espacio del banner es limitado. Por eso, resulta tan importante dar fuerza al texto con el empleo de fuentes grandes y tipografías en negrita.

8. Sentido del humor
El empleo del humor en los banners no los hace sólo más atractivos, sino también más memorables. Eso sí, el sentido del humor empleado debe encajar con las características de los productos y servicios publicitados.

Por el contrario, son estrategias a evitar a la hora de diseñar un banner las siguientes:

1. Mensaje perdido
Un banner con una tipografía poco llamativa e imágenes y textos igualmente poco atractivos será pasado por alto por el internauta.

2. Falsas promesas
Un banner que hace falsas promesas al cliente con cosas que nada tienen que ver con la marca está abocado al fracaso.

3. Demasiada agresividad
Un buen banner está obligado a hacer llamadas a la acción, pero si lo hace de manera agresiva, conseguirá el efecto contrario al perseguido.

4. Los colores
Usar colores llamativos que literalmente dañan la vista puede parecer la forma más sencilla de llamar la atención, aunque en realidad se trata de una fórmula que aleja más que acerca al internauta.

La anatomía del banner perfecto

Te recomendamos

Cannes

Regalos Ecology

Experiencias

Atresmedia

Compartir