líderes en noticias de marketing, publicidad y marcas

La aplicación de música de Google ya ha llegado a España

Google Music ha llegado a España, aunque de momento sólo a móviles Android. Contaban ya con aplicaciones, juegos, libros y películas, pero todavía no contaban con su propio servicio de música por suscripción.

El diseño es austero y además funciona en todo el mundo. Una vez que el usuario está dado de alta la cuenta se asocia a su tarjeta de crédito en lugar de tomar como referencia el lugar de conexión.

El menú se sitúa en el lateral izquierdo y consta de: «Escuchar ahora», «Mi música», «Mixes instantáneos» y «Tienda». Debajo, las listas automáticas: «En cola», «Me gusta», «Añadidas recientemente», «Gratuitas y compradas», «Compartidas conmigo» y «Google Play te recomienda».

Además, los precios no se diferencian mucho de los de su competencia. El precio es de 9,99 euros, exactamente igual que Spotify. Pero se diferencia en que Spotify está pensado para compartir y descubrir. También cuentan con el apoyo de los artistas que promueven sus páginas con eventos, canciones exclusivas y lanzamientos prioritarios; sin obviar la importancia de su integración con Facebook.

Un punto positivo es que no cuestiona la procedencia de los archivos en MP3 y los integra en el perfil de cada usuario sin problema. El servicio gratuito permite hasta 20.000 canciones y los abonados de pago pueden emplear el servicio sin conexión y con audición ilimitada del catálogo. Aunque sólo pueda estar conectado a un aparato, si Google Music está activado en el móvil, se desconectará de la tableta.

Todavía no se sabe la fecha de su estreno en iOS. iTunes, una de sus minas de oro, mantiene el sistema de cobrar por canción. Pero cada vez se consume menos por canción y más por suscripción. Se paga por el servicio en lugar de por el archivo.

Amazon, en cambio, cobra por canción y ofrece almacenamiento de 250 canciones gratis ampliables a 25.000 por 25 euros al año. Su punto fuerte está en la conjunción del mundo analógico y digital. Cuando se compra un CD o un vinilo, automáticamente se añade a la cuenta digital del consumidor la versión en MP3.

La primera sensación de Google Music es algo pobre. Si no se tienen más amigos en Google+ que ya usen el servicio hay poco que hacer. Algo que se irá diluyendo a medida que se descubra el servicio. Los aficionados pueden crear sus listas y compartirlas en abierto. Cada canción incluye el botón de compartir pero sólo se integra con Google+. No hay ni Facebook, ni Twitter, mucho más populares.

 

Vodafone cambia de opinión y anuncia que el 4G será gratis para clientes de contratoAnteriorSigueinteFoursquare vende sus datos de localización a Turn, empresa de publicidad centrada en targeting

Noticias recomendadas