Digital

La economía colaborativa o cómo democratizar el acceso a la formación

La economía colaborativa o cómo democratizar el acceso a la formación

El cambiante mundo del marketing obliga tanto a estudiantes como a profesionales a estar en constante reciclaje. Sin embargo, el elevado precio de muchos cursos o másteres impide a muchos seguir aprendiendo sobre el sector.

La desconfianza con la que los ciudadanos miran a las entidades bancarias destierra la opción de solicitar un crédito y más cuando los intereses superan la cuantía demandada.

Pero si algo tiene de bueno el mundo conectado en el que vivimos es que ha hecho surgir numerosos proyectos que eliminan las fricciones de los consumidores y les facilitan el acceso a todo tipo de servicios.

La llegada de la exitosa economía colaborativa ha permitido a los usuarios disfrutar de servicios de manera más cómoda y sin necesidad de preocuparse por los costes. Son muchos los sectores como el del transporte con Blablacar o el de la creatividad con plataformas como Verkami, los que ya han apostado por este tipo de negocios y que han sido recibidos por los usuarios con gran satisfacción.

Lo cierto es que este tipo de iniciativas han ayudado a muchas personas a acceder a servicios que, quizá de otra manera, no hubiesen podido.

Uno de los más importantes es el ámbito educativo en el que el marketing ocupa ya un lugar importante. Si hace unos años esta disciplina se veía como algo secundario, la relevancia que ha adquirido y la enorme demanda de marketeros por parte de las empresas, la convierte en un aprendizaje clave.

Al fin y al cabo, el mundo digital no deja de crear nuevos puestos de trabajo, nuevas áreas de conocimiento y de exigir nuevas habilidades que solamente se consiguen gracias a una sólida formación.

La economía ya no es excusa para convertirse en un experto ya sea en redes sociales, en branded content o en transformación digital gracias a nuevos e interesantes proyectos para obtener financiación, basados en el crowdlending.

Es el caso de Excelend, una plataforma de préstamos entre particulares que oscilan entre los 3.000 y 15.000 euros, a través de los que los usuarios que quieren invertir podrán financiar, de manera colaborativa, pequeñas partes de los proyectos personales de los demás.

Además, este proceso se agiliza gracias a su sencilla plataforma online que ofrece, en tan solo un par de horas, respuesta a la solicitud de financiación con la ventaja añadida de que los préstamos son más baratos que en los bancos tradicionales gracias a la menor cantidad de intermediarios y estructura.

Y, aunque el mundo digital genera en ocasiones miedo, lo cierto es que se trata de un proceso seguro pues, solamente se aprueban solicitudes de gente solvente que pueda devolver el préstamo.

Una vez más, la economía colaborativa nos ofrece una forma fácil y asequible de conseguir nuestros anhelos. Convertirse en un gran profesional del marketing, ahora solo está al alcance de un clic.

Te recomendamos

#Highway2Sales

Eficacia

Atresmedia

ADN by DAN

Compartir