líderes en noticias de marketing, publicidad y marcas

Los gigantes tecnológicos compiten con los fabricantes de automóviles por liderar el sector del coche

La guerra por el futuro del automóvil: Volkswagen vs. Alphabet

El sector automovilístico, en pleno desarrollo de coches eléctricos y autónomos, sufre una gran competitividad entre empresas tecnológicas y de vehículos.

automóvilEl mundo del automóvil está en pleno momento de revolución, con avances tecnológicos como la inteligencia artificial; la conectividad de banda ancha, sobre todo con el 5G; y la gestión de la energía, impulsando a las empresas autotech hacia el coche eléctrico y autónomo. Además, la movilidad está sufriendo grandes cambios por aplicaciones como Uber o nuevas formas de transporte.

Según el informe ‘Autotech: The Mother of All Tech Battles’ elaborado por el banco de inversión GP Bullhound, los gigantes tecnológicos «cuentan con una ventaja clara en términos de escala: tienen mayores beneficios y crecen más deprisa, y su capitalización agregada es casi diez veces superior a la de las empresas de automoción. Por ello, tienen una mayor capacidad para financiar proyectos de investigación y expandirse a nuevas áreas», explican los autores de este informe.

En concreto, Alphabet tiene Waymo, su propia unidad de coche autónomo, y ha invertido en compañías como Lyft o Lime. Por su parte, Apple está trabajando en un proyecto de vehículo autónomo, tiene su sistema de entretenimiento CarPlay, ha comprado starts up de movilidad como Mapsense o Perceptio, y ha invertido en Didi. Intel no se queda atrás, habiendo comprado la empresa israelí Mobileye por 15.300 millones de euros, mientras que Samsung obtuvo por 8.000 millones de dólares Harman.

Los fabricantes de automóviles también tienen planes expansivos que contemplan inversiones, alianzas y adquisiciones. Miguel Kindelán, responsable en España de GP Bullhound explica que «siguen teniendo la relación con el cliente y experiencia de años en la comercialización de los vehículos».

Un ejemplo claro es el de Volkswagen, que invertirá 44.000 millones de euros en un coche eléctrico y autónomo hasta 2023, o el de Ford, que lanzará 40 nuevos modelos de coches eléctricos antes de 2022. Asimismo, Toyota está investigando para lograr un nivel cuatro de autonomía en varios de sus coches en 2020, y Seat ha presentado MCW, su propuesta de coche para la movilidad urbana, y su automóvil conectado 5G con la unión con Telefónica.

En este contexto, las fusiones entre compañías están a la orden del día. De hecho, solo en 2018 se cerraron 166 transacciones, duplicando la cifra del 2014, donde destaca la compra de Didi de 99 taxis. Europa es el país en el que se concentran más operaciones, sumando el 39% del total, mientras que en términos de valor apenas alcanza un 7%.

Kindelán cree que España tiene grandes oportunidades relacionadas con la movilidad compartida: «Estamos viendo un gran despliegue de estos esquemas en grandes ciudades españolas, que son punta de lanza en Europa». Los motivos se centran en las escasas barreras de entrada y el hecho de que se trate de un sector poco intensivo en capital, aunque, menos Cabify, el resto no son nuevos unicornios.

Movistar demuestra que el gaming también es cosa de mujeres con la campaña #MyGameMyNameAnteriorSigueinteGoogle paga 9,7 millones de dólares a más de 10.500 hombres que cobraban menos que las mujeres por el mismo trabajo

Noticias recomendadas