Digital

IKEA analiza la hiperconectividad de los españoles en el estudio "¿Estamos hiperconectados?"

La hiperconectividad de los españoles, a examen

El 61% de los españoles ha discutido alguna vez con alguien de su entorno porque no le prestaba atención en una conversación por estar mirando el móvil.

móvilEl móvil se ha convertido, a estas alturas, en un bien de primera necesidad. Tal es la dependencia que genera en los usuarios que no podemos mantenerlo al margen ni siquiera en las reuniones con familiares y amigos.

Así lo evidencian los resultados del estudio "¿Estamos hiperconectados?" que IKEA acaba de presentar y para el que se han entrevistado a 2.500 personas.

En él se pretende hacer una radiografía al comportamiento de los españoles con respecto a las nuevas tecnologías. Para ello, se han medido variables como: tiempo que estamos conectados, veces que miramos el móvil al día, lugar principal donde nos conectamos, reacciones ante el uso que hacen los demás del móvil, entre otros.

“Las nuevas tecnologías han supuesto un enorme avance social y han cambiado nuestra forma de relacionarnos. Es maravilloso podernos conectar a través del móvil con las personas a las que queremos y que están lejos. Pero también la hiperconexión puede implicar un alejamiento de los seres queridos que tenemos cerca. Por eso es importante encontrar un equilibrio para hacer un uso racional y responsable de las tecnologías", comenta Ana García, responsable de estudios de IKEA en España.

Los resultados del informe señalan que el hogar es donde más tiempo pasamos conectados (para 9 de cada 10), y llama especialmente la atención el dato de que el 57% dice sufrir a menudo aislamiento en el hogar por estar junto a otras personas mirando el móvil y sin hablar.

¿Estamos hiperconectados?

Los datos del estudio revelan la hiperconectividad de los españoles. Entre ellos destacan:

El 65% de los españoles volvería a casa a por el móvil si se le olvida. El 75% en el caso de los menores de 25 años.

1 de cada 2 personas pasa más de 2 horas al día conectada por ocio. Este dato aumenta en el caso de las mujeres, 1 de cada 3 dedica más de 3 horas a navegar por motivos personales. Además, a menor edad, mayor número de horas de conexión, la mitad de los menores de 25 años están más de 3 horas dedicados a RRSS o WhatsApp.

1 de cada 3 personas mira el móvil más de 100 veces al día, lo que significa que miramos el móvil una media de 1 vez cada 10 minutos sin contar las horas de sueño. El 25% de los menores de 25 años lo mira una media de 150 veces al día (1 vez cada 7 minutos).

El 95% de los españoles está como mínimo en un grupo de WhatsApp y un tercio tiene de 5 a 10 grupos. Un 40% de los menores de 25 años tiene más de 10 grupos.

El 57% sufre de aislamiento debido a que a menudo están en la misma habitación con otros miembros de la familia, mirando el móvil, pero sin hablar entre ellos. Esta cifra asciende a un 60% de las mujeres.

Si no visualiza correctamente el vídeo embbeded, haga clic aquí. 

¿Es el móvil un invitado más en nuestras celebraciones navideñas?

Para la mayoría de los entrevistados (70%), las nuevas tecnologías perjudican el espíritu navideño, sobre todo porque suponen una barrera para la comunicación cara a cara.

Un 77% tienen la sensación de que durante las celebraciones navideñas la gente está mirando el móvil en lugar de conectar con la gente que tiene al lado y un 44% opina que un mensaje o una llamada al móvil es para la mayoría de la gente más importante que lo que se está tratando de forma personal en ese momento.

Para muestra un botón, solo 2 de cada 10 hogares lograron pasar las cenas navideñas de 2017 sin ningún móvil en la mesa.

Para el 30% que defienden el rol de las nuevas tecnologías en las fiestas navideñas, el principal argumento es que facilitan el contacto con la gente que está lejos.

En lo que la mayoría sí está de acuerdo es que lo primero que harán después de las campanadas será brindar con sus familiares o amigos y no mirar el móvil, salvo un 10% de los millennials que lo primero que tiene intención de hacer es coger el móvil tras las uvas.

Una de las principales conclusiones es que a la mayoría de los españoles (87%) les parece que un uso indiscriminado de internet supone una barrera que dificulta las relaciones personales presenciales. Tanto es así que el 61% reconoce que ha discutido alguna vez con alguien de su entorno porque no le prestaba atención en una conversación porque estaba mirando el móvil.

Además, en momentos con una vinculación emocional especial, como puede ser una comida, a prácticamente todos (90%) nos molesta que nuestros compañeros de mesa miren el móvil mientras comemos.

Te recomendamos

A3

ADN

FOA

Recopilatorio

Compartir