Digital

Implemente formas de trabajo ágiles

La inteligencia artificial, un gran aliado

La disponibilidad de nuevas tecnologías está coincidiendo con el cambio en las preferencias de los consumidores

La inteligencia artificial ha abierto un nuevo abanico de posibilidades para los pequeños negocios. Contamos con la ayuda de Pablo González Muñoz para explicar cómo esta tecnología es la clave para conquistar al cliente. Este experto en la materia ha desarrollado su carrera profesional como socio de Analítica Avanzada e Inteligencia Artificial en Deloitte España. Anteriormente, trabajó en EY, dónde se especializó en Transformación Digital y Estrategia Analítica de Clientes. Nos cuenta la Inteligencia Artificial es un elemento clave en los negocios minoristas para conquistar a los clientes.

Personalización, la nueva demanda del cliente

¿Qué pueden hacer las empresas que se dedican al negocio minorista, aquellas que se dedican a vender al consumidor final, para conquistar tanto emocional como racionalmente su mente?  La actividad minorista está inmersa en una frenética transición, en la que no "regresaremos al pasado" y no sabemos con certeza hasta dónde llegaremos, sólo el impulso digital permite vislumbrar qué camino nos guiará al futuro.

La disponibilidad de nuevas tecnologías está coincidiendo con el cambio en las preferencias de los consumidores. Por lo que la transformación en la operativa de los negocios minoristas, que ha evolucionado más en los últimos años que en las últimas décadas, es imparable. Sólo hay un requisito imprescindible: la personalización

La "customización" vuelve a ser una condición necesaria, más que nunca, por el acceso de los consumidores a una oferta sin barreras, en número y  variedad, y una capacidad de comparación de productos y características de los mismos de forma inmediata nunca vista en sus manos.

Inteligencia artificial, la clave para conocer al cliente

Este vínculo tiene otro nexo fundamental: la experiencia de compra que está implícita en la promesa de las marcas. Cuando el cliente acude con una necesidad al mercado cada vez diferencia menos el canal por el que realiza el proceso de compra. Ya que antes de comprar por internet, por ejemplo, consulta en su local de confianza o incluso prueba el producto. O viceversa, ya que consulta online las características y opiniones sobre el mismo para finalizar su proceso de compra en la tienda física.

Él quiere ver satisfecha su necesidad. Por lo que, para no ser canibalizados por la competencia, la marca debe contar con una presencia consistente y omnicanal que provea de una experiencia de compra homogénea.

Los clientes de establecimientos minoristas cuentan con más de un 70% de probabilidades de finalizar una compra desde un ordenador y un 59% desde un Smartphone. Esta tendencia, más habitual en las nuevas generaciones, se explica por la búsqueda de una “experiencia sin esfuerzo”. Esto concede a la actividad  minorista una gran herramienta para lograr diferenciarse de sus competidores: los datos que permiten (re)conocer a sus clientes y consumidores.

Sus características de navegación, ya sea de forma anónima o registrados, junto con sus gustos, hábitos o preferencias, capacidad de gasto o áreas de influencia; van configurando un perfil muy preciso que, con la implementación de técnicas de inteligencia artificial, permite hacer predicciones de forma precisa sobre datos masivos, estructurados y no estructurados en tiempo real.

La opinión de Pablo González

Según Pablo González Deloitte con este conocimiento es posible generar nuevos “insights” fundamentales para el negocio. Así como contenidos personalizados a nivel muy micro para la totalidad de actos de compra e, incluso, de interés y relación con cada cliente y consumidor

Solo este aprendizaje hará posible que los negocios minoristas ofrezcan una experiencia de compra satisfactoria a una base de consumidores cada vez más fragmentada.

Para conseguirlo es preciso diseñar planes de adaptación a estas nuevas capacidades de inteligencia artificial. Complementarán las capacidades tecnológicas actuales de Analítica y Big Data de forma escalable y dotarán a las organizaciones de un modelo operativo y organizativo que permita operativizar todo este torrente analítico.  

Es necesario, además, implementar formas de trabajo ágiles que sean capaces de industrializar la ejecución de este conocimiento de forma sostenible sobre un ecosistema de talento interno y externo.

Sólo con esta perspectiva es posible implementar acciones de diferenciación y personalización basadas en la inteligencia artificial. Estas harán viable la personalización como un pilar de ventaja competitiva sostenible. Incluso, se puede dar un paso más allá y hablar de la hiper-personalización basada en la voz y reconocimiento de imágenes como, por ejemplo, la facial.

Nota de prensa

Te recomendamos

Inspirational

vueling

A3Media

The trade lab

Compartir