Digital

La lectura en internet ha muerto (y la culpa es del diseño)

leerAunque puede sonar algo exagerado, este titular se corresponde a una tendencia cada vez más popular en la red y que a muchos usuarios les resulta un auténtico incordio.

Y es que, si antes aunque más básica, la web establecía unas reglas de legibilidad simples y útiles: texto negro y fondo blanco, ahora existen unos nuevos patrones.

La lucha por la atención en el espacio digital ha hecho proliferar a todo tipo de diseños y formatos que, aunque insertan variedad y belleza visual, empeoran la calidad de la lectura.

Por lo tanto, al final puede ser algo contraproducente pues, el usuario no perderá su tiempo en tratar de descifrar un texto poco claro.

Así lo confirma Kevin Marks, programador que denuncia esta tendencia: “Hay un movimiento muy extendido en los círculos de diseño de reducir el contraste entre el texto y el fondo. Apple es culpable, Google también. Igual que Twitter”.

A lo largo de los últimos años, los diseños de estas marcas han virado hacia un cada vez menor contraste entre letras y fondo pasando a un ratio de 5,5:1 cuando lo recomendable es no bajar del 7:1.

Y este problema no solo afecta a las personas con problemas de visión sino que puede complicar la experiencia de lectura a aquellos usuarios que utilicen dispositivos móviles con pantallas más pequeñas o de menor calidad.

De la misma manera que la tipografía elegida es importante a la hora de contribuir a la facilidad de lectura, también lo es el diseño que debe estar al servicio de la legibilidad a menos que se quiera ver migrar a los usuarios en un abrir y cerrar de ojos.

Te recomendamos

Energy Sistem

School

Podcast

BTMB18

Compartir