Digital

La Ley de Moore ha muerto, ¿y ahora qué?

rip 626Fue en la década de los 60 cuando Gordon Moore estableció la teoría tecnológica por excelencia, la Ley de Moore, según la cual cada dos años el número de transistores en un microprocesador se duplica.

En consecuencia, los productos que hoy valen un dinero, en un año valdrán la mitad y en dos se quedarán obsoletos al ser sustituidos por otros nuevos con mayores prestaciones que comienzan un nuevo ciclo.

Lo cierto es que hasta ahora la teoría se ha cumplido y los marketeros la seguían a rajatabla. Sin embargo, tal y como Moore predijo, esta ley ha caducado y lo que se pregunta todo el mundo es ¿y ahora qué?

Mel Exon trata de dar respuesta en Marketing Magazine a través de un artículo en el que expone las claves de la industria tecnológica y, sobre todo, de su evolución. Así, asegura que la tecnología es una industria basada en la obsolescencia desde tiempos inmemoriales y que la trayectoria de las nuevas tecnologías sigue el patrón "S".

Esto quiere decir que las tecnologías exitosas alcanzan un punto en el que su crecimiento se acelera exponencialmente para luego, inevitablemente comenzar ralentizar este crecimiento. Cuando una nueva tecnología aparece, adopta ese mismo patrón y así sucesivamente.

Así, Exon vislumbra el futuro emergente en el que la robótica, la inteligencia artificial, la impresión 3D o la biotecnología suponen un antes y un después en la industria. Cuando comenzó la transformación digital, aquellas empresas que no eran nativas digitales la vieron como un canal de marketing y comunicación que era necesario usar para ser más interactivo con los consumidores.

Y mientras esto sucedía, otras empresas nacidas en el mundo digital como Uber, Airbnb, Deliveroo, Facebook o Google comenzaron a cambiar los diferentes sectores del mercado de principio a fin.

De esta manera, Exon anima a los marketeros a reflexionar sobre las situación actual, si nos encontramos en un punto álgido en el que la innovación comienza a ralentizarse, ¿el culmen del patrón S? Sea como fuere apuesta por no quedarse de brazos cruzados y comenzar a valorar si estamos ante una amenaza o una oportunidad para el marketing.

Te recomendamos

Eficacia

Atresmedia

ADN by DAN

icemd

Compartir