líderes en noticias de marketing, publicidad y marcas

La memoria de internet se parece más a la de un pez que a la de un elefante

Redacción

Escrito por Redacción

¿Internet nunca olvida? Sí, sí que olvida. Y es que la red es mucho más «olvidadiza» de lo que parece a priori. Internet es un medio extremadamente fugaz. De hecho, en apenas dos años y medio, una cuarta parte de importantes fuentes de información online sobre la Primavera Árabe, la gripe A y la muerte de Michael Jackson han desaparecido.

Cuando dentro de 30 años los historiadores intenten analizar la reacción de los internautas la Primavera Árabe, se encontrarán con un problema: muchas fuentes online se habrán esfumado. Internet no sólo olvida, sino lo que hace de manera increíblemente rápida. Según un reciente estudio de Hany M. Salah Eldeen y Michael L. Nelson, informáticos de la Universidad Old Dominion, una cuarta parte de los links incluidos en tweets publicados en 2009 sobre la revolución egipcia no está disponible.

Salah Eldeen y Nelson han analizado más de 11.000 links incluidos en tweets de seis grandes acontecimientos producidos entre los años 2009 y 2012. ¿El resultado de su investigación? Que a mediados de 2012 una cuarta parte de los links incluidos en tweets de 2009 había desaparecido del mapa. Se trata de enlaces a vídeos en YouTube, fotos en Twitpic e Yfrog, artículos en medios estadounidenses y entradas de blogs en WordPress.com, algunos de cuales contenían información clave para documentar algunos acontecimientos recientes.

El informe concluye que la “vejez” de los acontecimientos influye directamente en la disponibilidad de los links que sobre ellos pueden encontrarse en Twitter.

En su análisis, Salah Eldeen y Nelson demuestran asimismo la corta vida no sólo de las fuentes en Twitter sino también de los archivos online. Con la financiación de la Biblioteca del Congreso de Estados Unidos, los investigadores realizaron una copia de fuentes de información online sobre grandes acontecimientos de los últimos tres años. Sin embargo, sólo el 40% de las fuentes enlazadas desde Twitter estaba aún disponible en la copia. El contenido de entre el 17 y 25% de las webs analizadas por Salah Eldeen y Nelson es ya totalmente irrecuperable.

Un año después de su primera publicación, el 11% de las fuentes online deja de estar disponible. Y transcurrido ese tiempo, el porcentaje de “webs desparecidas” aumenta en un 0,02% cada día.

¿Quién dijo que la red de redes tenía memoria de elefante?

 

10 empresas españolas que ya han apostado por el nuevo diseño de TwitterAnteriorSigueinte¿Cuál es la mejor forma de medir el impacto de la televisión social?

Contenido patrocinado