líderes en noticias de marketing, publicidad y marcas

La multifuncionalidad de los smartwatches ¿un problema?

GERMANY-CONSUMERS-ELECTRONICS-FAIR-IFA-SAMSUNG-SKOREAEstamos acostumbrados a que los correos electrónicos, menciones en Twitter, alertas de Facebook, mensajes de texto o notas programadas en nuestro calendario se vayan guardando y acumulando en nuestros smartphones para poder acceder a las mismas cuando queramos.

Ahora Samsung ha lanzado el smartwatch Samsung Gear Live con el sistema operativo de Google con el que han conseguido trasladar la experiencia de los usuarios con sus smartphones a un pequeño ordenador de muñeca. Hasta aquí parece un gran avance y a primera vista presenta más ventajas que inconvenientes pero ¿dónde está el problema?

Las quejas de los primeros usuarios en probar este dispositivo vienen motivadas por las constantes alertas que reciben en su smartwatch con los consiguientes zumbidos y vibraciones de avisos. Son muchas las voces que señalan que esto les causa ansiedad y nervios y una desagradable sensación de hiperconectividad.

En la otra cara de la moneda nos encontramos con algunos wearables destinados al mundo del deporte y la salud como por ejemplo los que cuentan nuestros paso y ritmo cardiaco o nos informan de nuestros ciclos de sueño. Unos dispositivos que realizan una serie de funciones útiles para los usuarios y que no interfieren en el desarrollo de su vida diaria.

Estos dos ejemplos ponen de manifiesto la realidad de la máxima de “menos es más”. Y es que, ¿realmente necesitamos llevar en nuestra muñeca un dispositivo multifuncional que nos sature las 24 horas del día con información? Al parecer la respuesta es no para un número cada vez mayor de usuarios que no están dispuestos a que les recuerden cada minuto la innecesaria necesidad en nuestras vidas de estar permanentemente conectados.

 

KFC rediseña sus restaurantes en China y los convierte en relajantes espacios "zen"AnteriorSigueinteEl Mundial de Brasil rompe récords televisivos en todo el mundo

Noticias recomendadas