Digital

El vídeo es responsable del 58% del tráfico de descargas a nivel mundial

La piratería resurge de sus cenizas gracias al streaming audiovisual

Datos del informe Global Internet Phenomena elaborado por Sandvine evidencian el resurgir de la piratería. Los ficheros representan el 3% del tráfico de descargas a nivel mundial.

pirateríaHace tan solo 10 años, los torrents y las descargas ilegales de música y contenido audiovisual estaban a la orden del día, para desgracia de una industria que veía cómo impunemente otros se lucraban con sus creaciones.

La paulatina entrada de nuevos servicios digitales como iTunes, Spotify o Netflix con sencillos y cómodos modelos de negocio que ponían al alcance del usuario un enorme catálogo de contenidos a precios asequibles, se vio como la salvación de un sector que llevaba arrastrando el lastre de la piratería mucho tiempo.

Hubo un tiempo en el que realmente parecía que la cultura de la gratuidad que tanto impera en nuestra sociedad comenzaba a resquebrajarse. Por primera vez, los usuarios estaban dispuestos a pagar por el consumo de contenidos y la industria audiovisual volvió a resurgir de sus cenizas, eso sí, está vez con nuevos formatos, modelos de negocio y narrativas.

Muchos dicen que nos encontramos en el mejor momento para los contenidos, pero la dicha en el sector digital no suele durar mucho y, a juzgar por las cifras, el peligro vuelve a acechar.

La piratería no había muerto, solo estaba preparando su nuevo golpe. Así lo reflejan los datos del informe Global Internet Phenomena elaborado por Sandvine, en el que se confirma la resurrección de las descargas ilegales.

Si en 2015 el tráfico global de BitTorrent, el servicio más popular de compartición de ficheros, era de apenas el 26,83% y vivía su máximo declive, en la actualidad alcanza el 31% del tráfico de subida en EMEA y el 22% a nivel global. Además, Los ficheros representan el 3% del tráfico de descargas a nivel mundial.

Una situación que sorprende, pero que, al mismo tiempo, tiene su lógica. La cada vez mayor fragmentación del mercado audiovisual con la llegada de nuevos servicios de vídeo y música llevan a los usuarios a querer consumir contenido de todos ellos, pero sin pagar por cada uno.

Y es que, aunque la mayoría establecen precios que podrían parecer mínimos, la suma total puede causar un disgusto a más de uno a fin de mes. Asimismo, pagar por la totalidad e un servicio cuando, en realidad, solo se quiere consumir una serie o película concreta, lleva también a los usuarios a optar por la gratuidad de las descargas ilegales.

En un mercado en el que la demanda de consumo de vídeo va en aumento y este formato ya representa el 58% del tráfico de descargas total, no hay sitio para todos. O, al menos, no todos conseguirán aflojar las carteras de los usuarios.

Netflix, de momento, puede estar tranquilo pues es responsable del 15% del tráfico de descargas a nivel mundial.

Te recomendamos

#Highway2Sales

Eficacia

Atresmedia

ADN by DAN

Compartir