Digital

La policía británica se incauta de piezas de una pistola creadas con una impresora 3D

impresora3dLa impresión 3D está cada vez más de moda y resulta a priori muy útil, pero conlleva también sus riesgos. ¿El principal? Que la producción de armas de fuego se convierta gracias a ella literalmente en coser y cantar. Y si no, como muestra un botón. La policía de la ciudad británica de Manchester arrestó anoche a una persona y se incautó de un gatillo y de un tambor de balas fabricados con una impresora 3D que podría forman parte de una pistola, según han informado hoy fuentes policiales.

“Si se confirma que las piezas pueden ser componentes de una pistola, sería la primera vez que se encuentra un arma hecha con una impresora en el Reino Unido”, señala un portavoz de la Policía de Manchester, que asegura que hay un detenido.

El gatillo y el tambor de balas fueron incautados en una redada policial en Baguley, al sur de Manchester.

Las impresoras 3D son capaces de fabricar objetos sólidos mediante la inyección de miles de finas capas de plástico transversales, del mismo modo que las tradicionales crean imágenes a partir de pequeñas aplicaciones de tinta.

La policía asegura que las piezas incautadas en Manchester representan “la próxima generación de las armas de fuego”, puesto que se pueden fabricar desde casa y, al estar hechas con un material plástico o biodegradable derivado del maíz, no se detectan en los escáneres de rayos X.

“Si lo que hemos encontrado son componentes para construir un arma de fuego real, se demostrará que los grupos del crimen organizado están adquiriendo la tecnología que se puede comprar en la calle para producir la próxima generación de armas”, recalca la policía.

¿Lo que más preocupa a la policía? Que comprando una impresora 3D por apenas 1.200 libras cualquiera puede fabricar armas desde casa.

Te recomendamos

Cannes

Regalos Ecology

Experiencias

Atresmedia

Compartir