Digital

"La privacidad es clave, nadie usa tecnología en la que no confía", P. López, Microsoft

"La privacidad es clave, nadie usa tecnología en la que no confía", P. López, MicrosoftLo digital, indudablemente, forma parte de nuestra vida afectando a todo el ecosistema social. La comunicación ha cambiado abriendo nuevas posibilidades para las personas y haciendo evolucionar también al sector que ha visto cómo nacían nuevas plataformas y servicios.

Las grandes compañías han sabido ver esta auténtica revolución y se han sumado a la evolución tecnológica y social, mejorando sus servicios o lanzando otros nuevos para ofrecer a los usuarios una experiencia inigualable que les siga dando razones para elegirlos.

Quienes conocen muy bien este nuevo panorama son las grandes tecnológicas y por ello, Mariano de Beer, director general comercial digital de Telefónica y Pilar López, presidenta de Microsoft España, han querido estar presentes en el Forbes Summit Transformación Digital participando en un interesante debate, moderado por Montse Domínguez, sobre el presente y el futuro de las plataformas de comunicación.

Para comenzar el debate, López señala el profundo cambio que se ha dado en los consumidores pero también la aceleración que en los últimos años ha experimentado el desarrollo tecnológico.

“En este ámbito los datos se convierte en el nuevo petróleo de esta nueva revolución industrial, se convierten en el nuevo valor de la relación con el cliente”.

Los datos son para López uno de los elementos más relevantes a la hora de afrontar la transformación digital pero también destaca la apuesta de Microsoft por el cloud que, asegura, ha democratizado el acceso al data.

Un aspecto en el que coincide de Beer que además señala que se han dado 2 grandes transformaciones digitales: la de la sociedad y la de las empresas.

Por un lado, los cambios en los usuarios han dado lugar a que el futuro se estructure en 4 grandes tendencias: el cloud, internet de las cosas, Big Data y ciberseguridad.

La obligación de las empresas es, según de Beer, adaptarse a estos cambios y como ejemplo nombra la nueva plataforma de telefónica, Aura, un ambicioso proyecto de datos en el que “el usuario es el dueño de su información, debe tener derecho a manejarlos y gestionarlos”.

Además, señala que el reto se sitúa en “ofrecer al usuario, al consumidor, información útil a raíz de sus datos, aportarle valor a partir de ellos”.

Con respecto a la tecnología cognitiva, López hace hincapié en el trabajo de Microsoft que, aunque lleva apostando por tecnologías cognitivos desde hace más de 20 años, “en el último hemos consolidado toda la experiencia en un área de más de 5.000 personas”.

La apuesta en este sentido es por los chatbots que para López serán “las nuevas apps. Integrados en los nuevos sistemas de comunicación van a ser capaces de conectar a las empresas con los clientes, de entender sus preferencias y ofrecerles una experiencia mucho más apetecible mejorando la relación de los clientes con sus marcas”.

Otro de los grandes temas es la seguridad de los datos, algo en lo que ambos participantes coinciden.

“En Microsoft creemos que es fundamental ese principio de privacidad de los datos, la gente no va a usar tecnología en la que no confíe. Si no confían no van a poder participar de esta revolución digital. Nuestra responsabilidad como grandes empresas es trazar líneas definitivas en este sentido porque hay mucha preocupación por el mal uso de los datos”, afirma López.

De Beer destaca la necesidad de colaboración de las empresas en el cambiante entorno digital.

“Nosotros solos no podemos llevar a cabo la revolución, tenemos que colaborar y compartir con el resto de empresas y con startups. El futuro pasa por la apertura, cuanto más colaboremos más preparados vamos a estar para afrontar el futuro”, destaca.

En cuanto a la manera en la que se enfrentan desde ambas compañías al futuro, López asegura que “la oportunidad de ser parte de los grandes cambios que se avecinan, supera con creces el miedo o el vértigo que se pueda tener”.

Pero también señala que “lo más importante para las empresas son los clientes y eso no cambia nunca, si ponemos al cliente en el centro tendremos más posibilidades de acertar” y añade que “la tecnología va a hacer posibles nuevas formas de negocio y nuevas formas de relacionarnos con nuestros clientes”.

Una tecnología que, potenciará la inteligencia humana gracias a desarrollos como el de la inteligencia artificial que, para López no sustituirá a la humanidad sino que “debemos pensar cómo podemos desarrollar modelos de negocio que la integren. Es el elemento que falta y que ya está llegando”.

Te recomendamos

México

School

Podcast

Podcast

Compartir