líderes en noticias de marketing, publicidad y marcas

La publicidad encuentra su ubicación ideal en la página de inicio de Spotify

Después de triunfar en Europa, Spotify cruzó el charco para entrar en Estados Unidos y se integró con Facebook, una operación que hizo que el servicio de música en streaming se convirtiera en un fenómeno viral a escala prácticamente internacional.

Pero puede que la interacción con Facebook ya no sea tan importante para Spotify, ahora que ha lgorado convertirse en un servicio masivo, según un estudio de eye-tracking que realizó EyeTrackShop. Y es que Spotify ha reducido los controles de Facebook a un pequeño espacio en el lateral derecho de la pantalla, mientras los anuncios son los enormes protagonistas de la página.

Y el diseño funciona. Según el estudio de eye-tracking, el anuncio que aparece en el centro de la página de inicio de Spotify es lo primero que miraron los usuarios y sólo hicieron falta 0,4 segundos para que lo percibieran. Pero lo más llamativo es que el anuncio captó su atención durante 4 segundos, más tiempo que cualquier otro elemento contenido en la página, incluyendo los controles de reproducción. Además, los participantes en el estudio tardaron hasta 5 segundos en darse cuenta de la parte en que aparece Facebook en la pantalla.

Pero a pesar de la importancia que tienen los anuncios en la página, a los usuarios no parece suponerles un problema, sino todo lo contrario. El 76% de los participantes en el estudio aseguró que el diseño de Spotify era “bueno” o “excelente”, el 81% aseguró tener una opinión favorable sobre el site y tres de cada cuatro afirmó que la navegación era buena.

Eso sí, tanto los usuarios de Spotify como los de Rdio, principal competencia del líder en música en streaming, no están muy seguros de que estos servicios puedan permitirles acceder a toda la música que quieren escuchar. Sólo un 55% está al menos algo de acuerdo con la afirmación de que Spotify tiene la música que quiere escuchar, y un 49% dijo lo mismo sobre Rdio.

Además, a pesar de que es inevitable afirmar que el modelo de consumo de música se está transformando por completo, la realidad es que los consumidores todavía quieren poseer la música que les gusta. De hecho, para este tipo de consumidores los servicios de música en streaming son, más que un medio de consumo musical, una primera aproximación a la música que quizás adquieran posteriormente.

 

Lo más odioso de Facebook para los anunciantesAnteriorSigueinteLas revistas femeninas están "locas" por rentabilizar Pinterest

Noticias recomendadas