Digital

La publicidad móvil tuerce la sonrisa de Google en la presentación de sus deslumbrantes resultados trimestrales

googleEn el reino de la publicidad online, a veces pesa mucho llevar la corona de rey. Que se lo digan, si no, a Google. El gigante de internet, líder indiscutible de los anuncios pagados en buscadores, tiene un importante quebradero de cabeza que se hace más doloroso según avanza el tiempo: los usuarios se están mudando cada vez más de los antaño todopoderosos dispositivos desktop a los dispositivos móviles y eso le está haciendo inevitablemente pupa a la compañía de Mountain View, que no está ganando tanto como le gustaría con la omnipresente publicidad móvil.

Los últimos resultados trimestrales de Google, presentados ayer mismo, evidencian precisamente este problema. El precio que los anunciantes pagan a Google por cada clic, o lo que es lo mismo el coste por clic (CPC), se desplomó entre abril y junio de 2014 un 6% con respecto al mismo periodo del año anterior. ¿La conclusión? Que la pujante publicidad móvil no le resulta hoy por hoy tan rentable a Google como la clásica publicidad en dispositivos desktop.

“La oportunidad de obtener ingresos con la publicidad móvil es muy, muy alta ahora mismo, pero lo cierto que los dispositivos móviles no se monetizan tan bien como otros dispositivos”, explicaba Nikesh Arora, chief business officer de Google, que precisamente anunciaba ayer su salida de la compañía de internet para asumir un nuevo puesto en el gigante japonés de las telecomunicaciones SoftBank.

Por lo demás, y más allá de esa “niña problemática” que sigue siendo hoy por hoy la publicidad móvil para Google, lo cierto que la compañía de Mountain View tiene muchos motivos para sacar pecho con sus últimos resultados trimestrales.

La facturación de Google durante el segundo semestre del año pegó un brinco del 22% hasta alcanzar los 15.960 millones de dólares. Tampoco le fue mal al gigante de internet en el capítulo referido a los beneficios, que entre abril y junio de 2014 escalaron un 6% hasta los 3.420 millones de dólares. En este periodo las ganancias de Google por acción fueron de 6,08 dólares.

Si nos detenemos en los ingresos publicitarios de Google, 11.000 millones de dólares se los embolsó la compañía de la mano de anuncios emplazados en sus propios dominios web, mientras que otros 3.400 millones fueron a parar a las arcas de la empresa de Mountain View procedentes de la red publicitaria del gigante online en webs de terceros. Los 1.600 millones de dólares restantes que Google facturó durante el último trimestre vinieron de fuentes distintas a la publicidad.

El número de clics pagados en anuncios de Google creció entre abril y junio de 2014 un 25% con respecto al mismo periodo de 2013. Sin embargo, recordemos que el CPC se pegó también un batacazo del 6% por culpa del abaratamiento de la publicidad impuesta por esos dispositivos móviles que tanto roban el sueño a Google.

Aun así, y a diferencia del trimestre anterior, cuando Google decepcionó con sus resultados trimestrales a los analistas, la bolsa recibió ayer las cuentas de la compañía de Mountain View con una sonrisa de oreja a oreja. No en vano, los títulos de Google cogieron carrerilla y cerraron los mercados bursátiles con un crecimiento de casi un 2%.

Te recomendamos

A3

ADN

Recopilatorio

Enamorando

Compartir