Digital

El poder de la realidad aumentada para las marcas

La realidad aumentada más allá de Pokémon Go: cómo construir relaciones con los consumidores

La realidad aumentada puede ser utilizada por las marcas para construir experiencias inspiradoras y diferenaciadoras que creen relaciones a largo plazo con los consumidores.

realidad aumentadaHace tan solo un par de años, se volvió común que miles de personas deambularan por la calle móvil en mano, en una estampa que a muchos resultó incomprensible pero que tan solo era el comienzo de una era. La realidad aumentada (AR) entró por la puerta grande en la vida de los usuarios con Pokémon Go, aunque poco a poco su uso fue decayendo.

Pero esta tecnología no está ni mucho menos muerta, aunque ya no sea el último grito que capte la atención de la mayoría de la población. Cada vez más marcas están añadiendo la realidad aumentada a su marketing mix, con el objetivo de crear experiencias únicas para sus consumidores e impulsar de nuevas formas sus decisiones de compra.

La razón de esta apuesta es que la realidad aumentada permite solventar una de las principales carencias del e-commerce. Una foto, por muy detallada que sea, no es suficiente para decidirse por un producto en muchas ocasiones. Poder ver los objetos, tocarlos y sentirlos sigue siendo una de las razones principales por las que los consumidores se siguen decantando por las tiendas tradicionales.

El poder de cambiar las tornas reside, precisamente, en la realidad aumentada. En este sentido, Messenger ya lanzó recientemente nuevas herramientas para que las marcas puedan integrar efectos AR en sus mensajes, un paso hacia delante que será dado por muchas marcas en un futuro no muy lejano, según Adweek.com.

Cuando se hace bien, esta tecnología puede hacer que los negocios sean más tangibles para los consumidores. Y lo hacen, además, a escala, creando experiencias memorables que puedan ser compartidas por las redes sociales, teniendo como consecuencia principal un aumento en el número de potenciales clientes. Si también se les ofrece una forma novedosa de comprar, ayudándoles a tomar decisiones de compra, puede cambiar para siempre la forma de adquirir productos y servicios por internet.

Muchas marcas ya han apostado por la realidad aumentada para hacer que sus productos sean más atractivos para los consumidores, creando fórmulas cada vez más originales de generar engagement, como KIA o Sephora.

Pero no vale de nada tirarse a la piscina sin haberlo pensado antes con conciencia. En primer lugar, es importante considerar cómo son los comportamientos en el mundo real y preguntarse si el consumidor querría compartir el resultado con sus seres queridos. La clave está en construir experiencias únicas que consigan la diferenciación sorprendiendo y haciendo disfrutar al consumidor.

Dicho esto, es totalmente contraproducente abrumar a las personas con complejas instrucciones o herramientas innecesarias. Es decir, cuanto más replicable e intuitiva sea la experiencia, mejor. Finalmente, no se trata solo de compartir la experiencia. Se trata, también, de hacer que la acción de compra sea más sencilla, pensando cuál será el siguiente paso que querrá dar el cliente. ¿Pedir más información o comprar el producto?

Por otro lado, hay que pensar lo que sucede una vez que la cámara se apaga. El contacto con la marca no puede apagarse con ella. Es importante pensar cómo se pueden construir relaciones a largo plazo que eviten que el consumidor olvide a la marca cuando termina la experiencia.

En conclusión, utilizar la realidad aumentada para crear experiencias únicas e inspiradoras, que puedan alcanzar a más consumidores y que permitan una acción posterior real es el verdadero poder de esta tecnología.

Te recomendamos

Energy Sistem

School

Podcast

BTMB18

Compartir