Digital

Por qué la realidad virtual en 2016 dejará de ser realidad para continuar siendo solo virtual

vr 300El 2015 fue un año marcado por el crecimiento en desarrollo y visibilidad en la tecnología de la realidad virtual.

Numerosas empresas como Google, Oculus o Facebook ya han liderado proyectos revolucionarios que han marcado un antes y un después en este campo.

También los medios de comunicación se han atrevido con documentales y vídeos que utilizan la realidad virtual para convertir las historias en experiencias únicas.

Sin embargo, a pesar del fervor y la atención acaparada por esta tecnología, no parece que la realidad virtual vaya a ocupar un puesto preferente en los presupuestos de los marketeros en 2016. ¿Quiere saber por qué?

Una de las principales razones se debe a que la realidad virtual atrajo las miradas de los marketeros porque suponían una verdadera oportunidad de relaciones públicas sobre todo para aquellas empresas pioneras en su desarrollo.

Pero el próximo año, la prensa ya no dedicará sus páginas a mostrar otra historia sobre los proyectos virtuales de las compañías o sobre las marcas regalando gafas de cartón a los usuarios cuyo destino sea un cajón.

Otra de las razones es que el 2016 traerá consigo la expansión de la realidad virtual de manera que será una experiencia al alcance de millones de consumidores por lo que el coste de llegar a miles de millones a través de los medios será tan alto que no valdrá la pena para los marketeros.

Cuando aparecen nuevas tecnologías, los consumidores suelen ser escépticos y también lo son las marcas. La precaución hace que la adopción de la realidad virtual tarde al menos una década para la mayoría de las marcas eso si llega a causar un gran impacto en los consumidores y a acaparar buena parte del mercado.

Existe también gran confusión en torno al concepto de realidad virtual. La definición del concepto es difusa debido al todavía escueto desarrollo de la tecnología.

A pesar de los esfuerzos de compañías como Oculus Rift para diseñar sus productos en compatibilidad con los dispositivos que usan los consumidores, todavía existen limitaciones que, desde luego, requerirán mucho más tiempo de trabajo, lo que retrasará su adopción.

Otro inconveniente es que, las experiencias que las compañías muestran en algunos eventos o exposiciones son a menudo, grandes despliegues de medios, con grandes costes y que requieren el uso de herramientas adicionales que resulten espectaculares. Sin embargo, esto es algo que impedirá al usuario disfrutar de la experiencia en su totalidad y que además le defraudará.

Facebook ha reivindicado esta tecnología como una herramienta social pero, aunque de alguna manera es así, lo cierto es que la realidad virtual todavía dificulta la comunicación cara a cara. Y no solo esto sino que, la cantidad de dispositivos y formatos que existen dificultarán la tarea de adaptación y compatibilidad de la realidad virtual.

Por lo tanto, parece que la explosión de esta tecnología de la que tanto se ha hablado no es tal y lo que en 2015 parecía el gran auge de la realidad virtual, en 2016 dejará de ser realidad y se quedará tan solo en virtual.

Te recomendamos

Eficacia

Atresmedia

ADN by DAN

icemd

Compartir