Digital

La realidad virtual abre paso a la revolución sexual 2.0

robotLos juguetes sexuales tecnológicos y el cibersexo no son nociones nuevas, de hecho, existen desde los años 90. Pero lo que sí ha cambiado a lo largo de estos años y gracias a los avances y la evolución tecnológica es la actitud social hacia el sexo debido a la proliferación de plataformas sociales como Tinder o Grindr. Todo esto ha dado lugar al destierro de muchos de los tabúes y prejuicios en torno al sexo.

Por eso no es de extrañar que la industria esté interesada en orientarse hacia la realidad virtual con todas las posibilidades que ofrece a un mercado que mueve 97.000 millones de dólares a nivel global.

Con audiencias millonarias, los marketeros se han interesado también en esta industria y por ello no resulta extraño ver anuncios de Bud Light o Fox en estas apps que cuentan con 50 millones de usuarios y que revisan sus perfiles 11 veces al día.

“Los ingresos se duplican o triplican cuando normalizas que la gente se sienta bien públicamente usando o comprando tus productos y servicios así como recomendándolos o compartiéndolos”, asegura Cindy Gallop, fundadora de Make Love Not Porn.

Sin embargo y a pesar de la creciente normalización, las empresas de la industria todavía encuentran algunos obstáculos como proveedores y servicios de pago como Paypal o Amazon que no trabajan con estas compañías debido a sus estrictas cláusulas de no incluir contenidos para adultos.

“La gente que no trabaja en el sector no lo entiende. Hay muchas oportunidades pero no se darán cuenta hasta que no eliminen esas cláusulas y hasta que los inversores estén preparados para invertir en este tipo de negocios”, afirma Gallop.

Otro de los obstáculos por el que muchos todavía se muestran reticentes a entrar en este mercado es el lado oscuro de la industria sobre todo tras el fallo de seguridad de la web de infidelidades Ashley Madison.

Además, los expertos se muestran preocupados por la entrada de la realidad virtual pues creen que tendrá un efecto negativo sobre las relaciones perdiendo la interacción humana. Y no es algo que vaya a ocurrir en un futuro lejano sino que ya está ocurriendo.

En Japón existe una creciente preocupación por la fascinación de los hombres por el sexo digital y las novias virtuales y a este hecho se atribuye la caída de las tasas de natalidad. Además, en el año 2010 una encuesta revelaba que el 36% de las mujeres de entre 16 y 19 años no tienen interés en el sexo, una cifra que se ha doblado en los últimos dos años.

La tecnología en el sexo incluye numerosas oportunidades de negocio tanto para marketeros como para empresarios pero todavía encuentran limitaciones en los escépticos inversores y las estrictas regulaciones. En el plano social la tecnología ha dado lugar a una idea del sexo más accesible y normalizada, eliminando prejuicios.

Ciertamente si se consiguen eliminar las barreras que existen en el sector las nuevas formas de realidad virtual pueden provocar una nueva y auténtica revolución sexual.

Te recomendamos

#Highway2Sales

Eficacia

Atresmedia

ADN by DAN

Compartir