Digital

La realidad virtual, el arma de doble filo que nos hará (paradójicamente) más humanos

humanosMucho ha cambiado la realidad virtual desde que en 1994 tuviera sus primeras aplicaciones y es que, hoy en día, se ha convertido en una potente herramienta no solo de entretenimiento sino también de storytelling.

La publicidad ya ha hecho uso de esta tecnología para provocar un mayor engagement en los consumidores y los medios acercan la realidad de enfermedades como el Ébola o la guerra de Gaza a los lectores.

A lo largo de la última década, un laboratorio de Stanford ha estudiado cómo la realidad virtual puede hacernos mejores.

A través de diversos experimentos, los voluntarios han podido sentir cómo sería ser Superman y ayudar a los demás, convertirse en una vaca con el objetivo de concienciar sobre la reducción del consumo de carne o un coral para aprender sobre la acidificación del océano.

Este tipo de situaciones producen cambios en las actitudes de la gente que llevan a un cambio de hábitos que podría ser incluso más efectiva que la educación.

La empatía que es capaz de generar la virtualidad en las personas los ubica en situaciones en las que quizá no hubiesen estado jamás con consecuencias verdaderamente importantes.

Por ello, ya se está llevando a cabo un experimento para determinar cómo se siente una persona ante ataques racistas, sexistas o en su vejez.

Sin embargo, el enorme poder de influencia en los hábitos de la gente, es un arma de doble filo que puede contribuir para bien pero también para mal.

Por ejemplo, un estudio de 2009 revela que ubicar a la gente en avatares negros provoca estereotipos negativos sobre la gente negra en vez de reducirlos.

Por su parte, Leaf Van Boven, psicólogo social de la Universidad de Colorado, halló que aquellas personas que experimentaron cómo es vivir en una silla de ruedas o siendo invidente, mejorar su percepción sobre los ciegos y minusválido.

Pero al mismo tiempo, adquirieron un pensamiento de que estas personas son menos capaces de hacer cosas de lo que realmente son.

Así, los retos a los que se enfrenta la realidad virtual son muchos y complicados pero, si su potencial es tan cierto como algunos aseguran, no solo podrá ofrecernos unas experiencias inigualables en el entretenimiento y la publicidad sino también podrá lograr algo todavía más importante: hacernos mejores seres humanos.

Te recomendamos

Eficacia

Atresmedia

ADN by DAN

icemd

Compartir