Digital

LA RED APUESTA POR LA LOCALIZACIÓN

El lugar sí importa. Eso demuestra la creciente tendencia a la localización en internet. Porque, sin duda, cuando se trata de llegar al público, el lugar geográfico también marca la diferencia, tal y como explican diferentes iniciativas.

La segmentación geográfica, la búsqueda local y la publicidad online local son tendencias cada vez más asentadas; cada vez hay más recursos online para alcanzar a audiencias localizadas en zonas determinadas; las tiendas locales tienen presencia en Internet aunque sea con una página sencilla. Servicios de directorio como Páginas Amarillas o Google ofrecen páginas de entrada a los establecimientos, asociadas a sus datos.

Sin embargo, la gran tendencia en localización va más allá de facilitar a los consumidores el acceso a información de empresas locales. Ahora es el momento de los servicios online combinados con información del mundo real, generada tanto por empresas e instituciones como por los propios usuarios, como afirma el especialista Sean Carton en un artículo en la página especializada en marketing online Clickz.

Todo comenzó en 2005 con la aparición de Google Maps, cuenta Carton. Este programa, a diferencia de otras aplicaciones geográficas online, permite muchas posibilidades creativas de combinación de las imágenes geográficas obtenidas por satélite con información de todo tipo. Dando una vuelta por Google Maps Mania puede verse la cantidad de aplicaciones que los usuarios están encontrando a Google Maps: localización de propiedades inmobiliarias en venta, de vehículos a la venta en eBay, de lugares para celebrar bodas…

Sitios online para lugares offline
Otros, como la British Library, ilustran el mapa de Londres con imágenes históricas de sus localizaciones. Bible Maps permite localizar los lugares sagrados de los que se habla en la Biblia. También han creado Jotle, es decir, un Google Maps combinado con Flickr y YouTube. Sus predecesores fueron WikiMapia y Placeopedia.

Una aparición prometedora que sigue esta tendencia ha sido la de Zillow, un portal inmobiliario con imágenes aéreas de las propiedades en venta que ya cuenta con un listado de más de 67 millones de casas. Otro sitio web interesante y que suma estas características es Placeblogger, que busca reunir los blogs dedicados a lugares concretos, ya sean provincias o barrios.

España también se localiza en la red
En España también se está localizando la red. Un buen ejemplo de esta tendencia es el sitio web 11870. Se trata de un directorio de negocios recomendados por los usuarios: restaurantes, tiendas de todo tipo, alojamientos turísticos... Los usuarios crean sus espacios en los que pueden ir apuntando sus recomendaciones, que se organizan también por localización geográfica. De este modo se crea un directorio de lugares, negocios, productos y servicios recomendados boca a boca.

Con estos nacimientos online el marketing se está dando cuenta de que el lugar sí importa. Cuando se trata de llegar al público, a no ser que la empresa sea 100% online, el lugar geográfico marca una diferencia. Dado además que la segmentación geográfica tiene sus puntos de dificultad, es más fácil conseguir que la gente de un área determinada se dirija a sitios web, empresas y servicios relacionados o establecidos en esa área.

Como señala Sean Carton, todas estas iniciativas y aplicaciones alcanzarán su punto culminante cuando se adapten a la pantalla del móvil.

Te recomendamos

Eficacia

Atresmedia

ADN by DAN

icemd

Compartir