Digital

¿Cómo solucionar el debate entre privacidad y marketing?

La solución a la relación antagónica entre privacidad y marketing: dar un mayor control al usuario

El debate entre la privacidad y la utilización de datos en el marketing está más vivo que nunca y la solución podría pasar por dar un mayor control al usuario.

privacidadDurante los últimos meses, el debate entre la privacidad y el marketing se ha vuelto más candente que nunca, especialmente tras el escándalo de Facebook y Cambridge Analytica. Pero, aunque todo el mundo parece dispuesto a aceptar la existencia del problema, pocos aportan soluciones viables. Pero lo cierto es que existen algunas soluciones de gran alcance para la data, el tracking y los problemas de privacidad, como cuentan en el blog AdContrarian.

En primer lugar, hay que tener en cuenta que los editores online, dueños de medios y proveedores de servicios hacen lo posible para ganar dinero vendiendo publicidad, pudiendo así ofrecer servicios gratuitos. Si los usuarios no aceptan pagar con publicidad, no deberían esperar tener acceso a dicho contenido o servicio. Pero esto no da a los editores, propietarios de medios y proveedores de servicios el derecho de recolectar información privada sobre el usuario sin su conocimiento y consentimiento informado.

Es decir, deberían ser los propios consumidores los que decidiesen qué parte de su información privada es recopilada, compartida y vendida. El derecho del consumidor a la privacidad supera cualquier beneficio que pueda acumularse para los marketeros o los medios a través de la recopilación o el uso de los datos. Es decir, parafraseando a Doc Searls, debería ser el individuo el que fije los términos del servicio.

Con base en estos principios, podrían existir bastantes opciones que podrían otorgarse tanto a los usuarios como a los marketeros. Por ejemplo, unos términos universales que ofrezcan al usuario la posibilidad de elegir, a medida, la política de privacidad que desea.

Es cierto que habría muchos aspectos de esas opciones de privacidad que tendrían que ser revisadas por expertos en tecnología o abogados. Pero podría ser un buen comienzo asentar unas simples opciones que ofrezcan más transparencia a los problemas de privacidad y utilización de datos. Al fin y al cabo, la radio, la televisión y la prensa escrita han vivido de forma exitosa durante décadas sin necesidad de espiar sin autorización a su audiencia.

Te recomendamos

México

School

Podcast

Podcast

Compartir